No hay mejor herramienta para saber cómo hacerte la raya del ojo que los eyeliners Perfect Slim de L’Oréal Paris. ¡Mira qué bonito le queda el delineado a Susana Molina!

Cómo hacerte el ‘eyeliner’ explicado para principiantes

El “eyeliner” es una de las cosas en las que más nos fijamos y que más “celillos” nos despierta cuando lo vemos perfecto en ojo ajeno; ¿sí o no? Envidia sana o “peccata minuta”, el ansia viva que nos pega cada vez que nos encontramos frente a uno de 10 es incuestionable. ¿Alguna vez seremos capaces? Nos complace decirte que sí y que estás a punto de saber cómo hacerte el “eyeliner” por muy debutante que seas.

Y es que ya tocaba. Se acabaron los tiempos de ser simple testigo, para convertirte en la artífice de un delineado de infarto. Constancia y muchas ganas. ¿Lista para revolucionar tu rutina makeup? Te advertimos una cosa: esta nueva habilidad que estás a punto de adquirir va a transformar tu forma de maquillarte.

CÓMO HACERTE LA RAYA DEL OJO PASO A PASO

Con estas 4 P’s que te detallamos a continuación más las respuestas (a preguntas muy, muy frecuentes) que te dejamos debajo, creemos que ya lo tienes. Y si no, sigue practicando porque estás supercerca.

Pulso, producto, paciencia y práctica

  • Pulso: si no es lo tuyo —tranqui, es un mal de muchas— te recomendamos utilizar un par de puntos de apoyo. Uno va a ser el codo de tu mano dominante (con la que te haces el eyeliner, vaya). Colócalo sobre una superficie plana como una mesa o la repisa del tocador. El segundo es tu “pata de cabra” particular. Es decir, tu dedo meñique que lo mismo te vale de ancla para maquillarte los ojos que para maquillarte los labios.
  • Producto: de poco o nada sirve dominar toda la técnica que te vamos a explicar si no dispones de un buen delineador. Tanto si eres la jefa de los eyeliners como si acabas de empezar, necesitas un producto que fluya perfectamente al realizar el trazo, que sea muy pigmentado y que tenga una aplicación suave y precisa. Pues todos estos requisitos básicos los reúne el Eyeliner Perfect Slim de L’Oréal Paris (y en breves te contamos más).
  • Paciencia: tranquilidad, calma, temple… Llámalo como quieras, pero necesitas de este ingrediente. Es indispensable tomarte tu tiempo y no correr para que el resultado sea satisfactorio y simétrico —lo cual no es fácil—. Si es la primera vez que lo intentas, no te dejes solo 10 minutos porque no van a ser suficientes y te vas a frustrar.
  • Práctica: que nadie nace enseñado, ya lo sabes, pero con el maquillaje hay veces que se nos olvida. Queremos reproducir los looks más pro sin practicar y so sorry, pero no. ¡El delineado es todo un arte!

¿En qué orden va el ‘eyeliner’?

Buena pregunta para arrancar. Háztelo después de aplicar el primer de ojos y las sombras, y antes de la máscara de pestañas. Se trata de un momento crítico porque tienes más de medio look hecho, pero ya sabes que el desmaquillante es milagroso. Cero miedos porque todo tiene solución.

¿Por dónde empiezo?

Siempre desde el lagrimal hacia el extremo del ojo. En caso de que optes por un delineado completo, comienza con una línea muy fina totalmente a ras de las pestañas inferiores —aquí ten muy presente la inclinación natural para que no te quede efecto de “ojo triste”— y luego haz lo mismo en las superiores. Importante: que tanto el trazo de arriba como el de abajo los alargues al llegar al vértice final. Con el delineador líquido y ultrapreciso Perfect Slim solo tendrás que deslizar la punta suavemente para disfrutar de un trazo rotundo en una sola pasada. Su pincel de 0,4 mm de grosor te permitirá moldear las líneas a tu gusto y te dará bastante margen de maniobra. ¿Quieres probártelo en directo? Haz clic en los productos de debajo, activa tu cámara y decide cuál o cuáles hacen match con tu mirada. Porque sí, lo tienes en 5 tonos.
Una vez que sepas cómo hacerte el eyeliner es el momento de probar y divertirte con el color. Los nuevos tonos de la línea Perfect Slim de L’Oréal Paris te van a volver loca.

¿Delineo todo el párpado o solo la mitad?

Hacerlo desde el lagrimal o desde la mitad del ojo depende de gustos principalmente, pero si tienes los ojos muy pequeños o el párpado encapotado, te sugerimos la segunda opción. Otra recomendación —esta vale para todas las miradas— es que con un lápiz blando rellenes la línea de agua superior para así dar más apariencia de pestaña.

¿Puedo hacerlo de un solo trazo?

Vale, ya tienes las líneas inferior y superior y ahora solo falta unir ambas partes para conseguir el efecto wing o de rabillo. De hecho, es muy posible que solo tengas que rellenar una especie de triangulito que se ha formado a partir del corte entre ambos delineados. Ok, pues rellénalo y decide si quieres alargarlo más, mucho más o si prefieres tamaño XS. Y en respuesta a la pregunta sí, siempre de un solo trazo mejor que entrecortado. Ya habrá oportunidad de reincidir si quieres más grosor o de pulir. Posdata: insistimos en la importancia de que sigas la inclinación natural de tu ojo para no terminar con una mirada triste.

¿Estirar o no estirar?

Pues te aconsejaríamos no hacerlo, aunque lo mismo es un toc que ya tienes demasiado interiorizado como para suprimirlo. Si te funciona, y sobre todo si eres de ojo encapotado, no lo cambies; pero si aún estás a tiempo de evitarlo, consideramos que es mejor para no llevarte sorpresas cuando sueltes el párpado. 

¿Cómo retoco e igualo?

Las leyes no escritas del eyeliner dicen que cuando el primer ojo te sale perfecto, el segundo se te resiste “lo más grande” y ahí se plantea la duda: ¿borro o retoco aún a riesgo de mutar en panda? Te vamos a recomendar retocar pero porque el Eyeliner Perfect Slim es muy fino y ofrece bastantes posibilidades. En caso de que tuvieras que corregir sí o sí, hazlo con un bastoncillo mojado en agua micelar o con un pincel y un corrector (buena opción para disimular emborronamientos). Si lo haces segura, mira qué nivel puedes terminar alcanzando con la práctica.
Cuando sepas cómo hacerte el eyeliner empieza a jugar con Perfect Slim y ya verás la cantidad de posibilidades que te ofrece.

¿Qué pasa con los extras?

Como buena beauty junky habrás visto infinidad de tutoriales en los que para conseguir la raya del ojo utilizan celo, hilo, plantillas, tarjetas de crédito, cucharas o incluso tijeras —omg!—. Pues nuestra opinión es que ya tenemos muchos productos en el neceser como para añadir más. Y oye, otro “temilla” importante: el Eyeliner Perfect Slim resiste 24 horas a todo. Lo cual actualmente es interesante porque necesitamos una mirada potente durante todo el día (por aquello de contrarrestar).

Al final, con la práctica vas a adoptar tus propios tips y tu propio rollito sobre cómo hacerte el eyeliner a la perfección; pero como base, creemos que todo lo que te hemos contado te va a servir y mucho. ¡Ojalá te quites la espinita!