Pelo seco y dañado: estás a tiempo de hacer algo

Hay muchos factores que pueden afectar directamente a la salud de tu cabello: malos cuidados, herramientas de calor, coloraciones, exposición solar…—debajo te los contamos todos—; pero también hay muchas soluciones para prevenir estos males o transformar tu melena de arriba abajo (y a mejor). Si las sigues, tu pelo seco y dañado tendrá las horas contadas.

Opacidad, aspereza, caída por rotura, puntas abiertas, etcétera. Una melena deshidratada y débil es muy fácil de identificar —de hecho, ocultarla es bastante complicado— pero no tan fácil de reparar. Un momento; que no sea sencillo no significa que sea imposible. Con constancia y estos consejos tu melena de antes, la sana y llena de vida, estará otra vez a tu alcance.

REMEDIOS PARA UN PELO SECO Y DAÑADO: ¡TOMA NOTA!

Pero antes, y para entenderlo todo bien, es importante que cuentes con la siguiente información: cada hebra, cada vello, está formado por tres capas y la más externa, la encargada de proteger el cabello, se llama cutícula. Pues bien, en un pelo sano las escamas de la cutícula se presentan planas y superpuestas (imagínate unas tejas perfectamente colocadas) impidiendo de este modo que se escape la humedad y, en uno estropeado, ya te puedes imaginar lo que pasa. Ahora sí, que empiece la reanimación de tu cabello seco y dañado porque la necesitamos.
TIP
1

El cepillado tiene su técnica

Sobre todo si tu cabello está “delicado”. Lo mejor para evitar la caída por rotura es desenredar tu melena cuando esté seca, antes de meterte a la ducha, y concentrarte en las puntas para luego ir subiendo para arriba. Después de lavar tu pelo y gracias al acondicionador, el desenredado debería ser coser y cantar. Y este es uno de los motivos por el cual este gesto es imprescindible. A ver si por fin interiorizamos que el acondicionador es un crack.
Revivir tu pelo seco y dañado no solo depende de una gama especialmente reparadora como Elvive Total Repair 5 de L’Oréal Paris; también son importantes pequeños gestos como el cepillado. Recuerda: siempre con el pelo seco.
TIP
2

El momento lavado es importante

Muchas veces hemos oído que cuanto menos nos lavemos el pelo mejor —comentario de abuela, madre o tía total—, pero últimamente los expertos coinciden en que mientras que lo hagamos con una gama de confianza que atienda las necesidades específicas y sea respetuosa con nuestro cabello, podemos acudir a ella cada vez que nos haga falta. Es decir, que no es necesario espaciar de forma calculada los lavados. ¿Para un cabello como el que nos ocupa ahora mismo? Te proponemos la gama Elvive Total Repair 5 de L’Oréal Paris. Está enriquecida con keratinaXS, que no es lo mismo que la keratina, pero que es capaz de penetrar superficialmente en la fibra y reparar las zonas más dañadas. Toda la línea está formulada para aumentar la resistencia y eliminar los 5 signos del pelo dañado: rotura, aspecto deshidratado, pajizo, frágil y puntas abiertas. Por lo que, si tu pelo cumple con estas características, este tratamiento es tu match. En solo 5 usos corregirá la superficie de tu fibra capilar hasta un 100%.
TIP
3

Acondicionadores y mascarillas ‘forever’

¡Siempre! Y cuando no utilices uno, utiliza el otro. La rutina ideal sería la siguiente: dos días a la semana acudir a la mascarilla y el resto emplear al acondicionador. Ambos productos se aplican después del champú y requieren un aclarado intensivo y con agua tibia. ¿Su mayor fuerte? La hidratación y la nutrición que le aportan a tu pelo. En concreto, la línea Elvive TR5 cuenta con un acondicionador y dos mascarillas: una instantánea y otra multiusos. Ambas presentan un 16% y un 10% de concentrado reparador con keratinaXS, respectivamente, y son como el broche de tu tratamiento reparador. 

Otra fuente extra de hidratación son los aceites, así que no dudes en utilizarlos a menudo y concentrar su aplicación de medios a puntas. El Extraordinario Universal de L’Oréal Paris para nuestros estilistas es lo más.
TIP
4

Fuentes de calor (solo bajo control)

Igual que siempre te decimos que no es bueno aclararte el cabello con agua muy caliente porque aumenta la porosidad —lo de acabar el lavado con un “chorrito” de agua fría es recomendable y verdad—, tampoco lo es abusar de las herramientas de calor. Y si lo haces, por favor, nunca te olvides de usar un producto como el Sérum Stop Frizz que aguanta hasta 230º C. De lo contrario, dará igual lo mucho que cuides tu pelo si luego lo expones a temperaturas extremas.
Tu pelo seco y dañado necesita un tratamiento reparador como Elvive Total Repair 5 de L’Oréal Paris, pero también prestar atención a los detalles. ¿Uno importante? Cuando uses tus herramientas de calor siempre protege antes tu melena con el Sérum Stop Frizz.
TIP
5

La prevención es clave

Aunque un cabello que se encuentra en esta situación puede ser consecuencia de la edad, de cambios hormonales o problemas de salud —en ese caso tendrías que acudir a un especialista—, también puede ser respuesta a ciertos actos que sí que están en nuestra mano. Te los listamos para que los tengas en cuenta:

  • La exposición solar sin factor de protección;
  • las coloraciones sin cuidados adecuados anteriores y posteriores;
  • los tratamientos agresivos aunque sean en peluquería;
  • dejar pasar largos periodos sin sanear nuestro cabello (se recomienda cada 2 o 3 meses);
  • descuidar tu dieta (te convienen nueces, salmón, antioxidantes, verduras, huevos…);
  • e, insistimos con el de arriba: sobreexponerlo a distintas herramientas de calor. Por ejemplo, al secar tu pelo con el secador, procura alejarlo 20 cm de tu cabello y usarlo a temperatura media.

Ya lo has visto; tener un pelo seco y dañado también depende mucho de ti. Sigue nuestros consejos para revivirlo y, sobre todo, préstale atención para que no se vuelva a repetir.