Cerrar
Current site: website_MasterES
Database: web
Content start path: /sitecore/content/MasterES
Home node: /sitecore/content/MasterES/home
Language: Spanish (Spain, International Sort) : Español (España, alfabetización internacional)
Index : masteres_web_index
InstanceInfo configuration: Complete
InstanceInfo site: Complete;
‘LIP LIFT’: LEVANTA TUS LABIOS (SOLO CON MAQUILLAJE)

‘LIP LIFT’: LEVANTA TUS LABIOS (SOLO CON MAQUILLAJE)

Según los expertos, la distancia que más favorece entre los labios y la nariz se sitúa alrededor de los 15 milímetros. Pero que no cunda el pánico: sabemos cómo despistar al ojo y acortar ese camino recreando la técnica lip lift con maquillaje. Elegir bien el color, apostar por el brillo y definir el contorno son algunas de las reglas para que tu boca haga pop.


PASOS PARA AUMENTAR EL VOLUMEN DE LOS LABIOS

Vamos pasito a pasito —o, mejor dicho, truquito a truquito—, echando mano de la magia del maquillaje para que puedas aumentar el volumen de tus labios visualmente sin recurrir al bisturí. ¡Comenzamos!

 1. Borra los contornos de tu boca 


Tu corrector tiene vida más allá de las bolsas y ojeras. Aplicado sobre tus labios, te permite desdibujar los contornos, que es el punto de partida esencial de esta técnica pro-boca carnosa. Usa una cantidad generosa hasta que queden prácticamente del mismo tono que tu piel.


Dos trucos extra:
  • Cubre con un tono más claro que el habitual la zona del arco de Cupido para obtener un efecto relleno inmediato.
  • Difumina hasta que el corrector se funda con tu base de maquillaje. Así no habrá sospechas.

 2. Delinea por fuera (ligeramente) 


Ahora toca marcar los contornos, pero no como lo hacían en los 90 sino con la naturalidad como premisa indispensable.

  • Primero, perfila los bordes de tus labios en un tono blanco o beige para darles cuerpo. Haz trazos suaves justo por encima del relieve (sin salirte) e incide especialmente en las comisuras, deslizando la línea sutilmente hacia arriba.
  • A continuación, coge un perfilador de un color un poco más oscuro que el del labial que vayas a usar y aplícalo justo debajo de los contornos claros que acabas de dibujar. La regla es la misma que antes: trazos suaves, como difuminados, de forma que parezcan los bordes reales de tu boca.


Un truco extra: en ambas técnicas de perfilado, procura no unir las líneas del labio superior con las del inferior. Lo ideal es terminar el trazo estirando visualmente el espacio útil de las comisuras.

 3. Aplica un pintalabios voluminizador 


Hay tonos de pintalabios que aumentan el volumen visualmente como los corales, rosas, melocotones y rojos porque crean un efecto óptico de grosor. También la textura es importante. Elige un labial que sea ligero (aunque no lo parezca), resistente y con acabado gloss para darle magnitud a tu boca. ¿Qué gama cumple todos los requisitos? Brilliant Signature de L’Oréal Paris. ¡Su resplandor te acompañará todo el día!


 4. Termina con un ‘flash’ de iluminador 


Como ya vimos en la técnica ombré lips, la luz está íntimamente relacionada con el volumen así que usa esta información a tu favor. ¿Cómo? Aplicando una gota de iluminador en la base del arco de Cupido y en el centro del labio superior. Pondrás el foco de atención en esta zona y, a los ojos de los demás, parecerá más grande. Por supuesto, asegúrate de ser sutil en el proceso y difuminarlo bien para que destaque lo justo.


Confirmado: el efecto lip lift se puede conseguir con una buena técnica de maquillaje y un poco de picardía. ¿Quién dijo que hay que sufrir para tener una boca carnosa?

Ver más Maquillaje