Cerrar
Current site: website_MasterES
Database: web
Content start path: /sitecore/content/MasterES
Home node: /sitecore/content/MasterES/home
Language: Spanish (Spain, International Sort) : Español (España, alfabetización internacional)
Index : masteres_web_index
InstanceInfo configuration: Complete
InstanceInfo site: Complete;
¿ERES DE BAÑO DE COLOR O TINTE?

¿ERES DE BAÑO DE COLOR O TINTE?

Si eres primeriza en esto de teñirte y no tienes claro si elegir un baño de color o un tinte tradicional —básicamente, porque no sabes en qué se diferencian— ¡atenta! porque estas 4 lecciones sobre coloración para novatas te van a venir que ni al pelo, nunca mejor dicho.

No importa si te planteas teñirte por primera vez porque las canas han dejado de parecerte graciosas, si te apetece un cambio de look o si, sencillamente, quieres darle más intensidad al color de tu pelo; en cualquiera de los tres casos te estarás haciendo la misma pregunta: ¿debería optar por un baño de color o un tinte tradicional? ¿En qué se diferencian?

Pues bien, no eres ni la primera ni la última que tiene esta duda pero te prometemos que si dedicas los próximos dos minutos a leer este artículo, te resultará tremendamente fácil decidirte entre un baño de color o un tinte permanente. ¡Tienes nuestra palabra!


TINTE DE PELO Y BAÑO DE COLOR: 4 DIFERENCIAS

 Lección 1: la fórmula 


Los baños de color, al igual que los tintes de pelo tradicionales, son un tipo de coloración por oxidación. ¿Qué significa esto? Que se obtienen de combinar una crema colorante con una reveladora para poder penetrar en la cutícula, quitar pigmento de color y depositar uno nuevo. No obstante, la diferencia con los permanentes reside en que los baños de color —como por ejemplo Casting Crème Gloss— proporcionan una coloración tono sobre tono que realiza una oxidación más débil y, por tanto, permite cambiar poco —entre 1 y 2 tonos— tu base natural. Eso sí, aporta unos reflejos intensos, luminosos y con mucho brillo gracias a su acondicionador, que lleva coco, goji, miel o un derivado de la avellana según el color que elijas. ¿El resultado? Una melena llena de matices con acabado glossy que se ve muy pero que muy cuidada.
 
¿Baño de color o tinte? Si buscas unos reflejos vibrantes con brillo, elige Casting Crème Gloss de L’Oréal Paris.
Y otro apunte: la diferencia se nota tanto en el momento poscoloración —cuando te miras al espejo y te quedas alucinada con lo bonito que se ve tu pelo— como antes incluso de aplicar el propio producto. Mientras que algunos tintes desprenden un olor tan intenso que casi se te saltan las lágrimas, los baños de color sin amoniaco para un olor agradable proporcionan una experiencia sensorial mucho más agradable y placentera.

 Lección 2: la aplicación 


El proceso a la hora de teñirse en casa con un producto u otro es bastante similar: necesitas una toalla, unos guantes, tu pack de coloración —si puede ser en crema, mejor— y seguir las instrucciones que vienen en el envase al pie de la letra. Eso sí, hay 3 grandes diferencias: la mezcla, los productos de tratamiento posteriores y los tiempos de espera. En el caso de Casting Crème Gloss, por ejemplo, estos serían los pasos:

  • Hazte el test de alerta de alergia para curarte en salud antes de teñirte.
  • ¿Todo en orden? ¡Pues métete en faena! Cubre tus hombros con una toalla vieja y extiende una capa generosa de crema hidratante en los bordes de la frente a modo de barrera de contención. Recuerda: el pelo debe estar seco y no recién lavado.
  • Prepara la mezcla tal y como se indica en las instrucciones.
  • Ponte los guantes, ve aplicando sobre las raíces con paciencia y masajea.

    ¿Baño de color o tinte? Elige Casting Crème Gloss de L’Oréal Paris si buscas una coloración sencilla, rápida y cuidadosa con tu pelo.
  • Reparte lo que queda de producto sobre los largos masajeando de nuevo para que el resultado sea homogéneo.
  • Espera unos 20 minutos —aprovecha para terminar el capítulo de la serie que dejaste ayer a medias— y aclara.
  • Aplica el acondicionador, elimínalo con un buen chorro de agua y seca. ¡Solo has tardado media hora en darle un plus de brillo y color a tu melena!

 Lección 3: la duración 


Si optas por una coloración permanente, deberías reaplicar el tinte cada 6-8 semanas más o menos, especialmente en la zona de las raíces si estás teñida de un color distinto al tuyo natural. Pero, ¿cuánto dura un baño de color? ¿Más o menos que un tinte habitual? Pues esta pregunta tiene truco. Al tratarse de una coloración tono sobre tono se va yendo de forma progresiva por lo que sí, en teoría dura menos. Pero ¡ojo!, que los de Casting Crème Gloss resisten hasta 28 lavados —que no días— así que haz las cuentas: si te lo lavas cada dos jornadas, tienes por delante casi dos meses de color y brillo a tope.

 Lección 4: la cobertura de las canas 


Si te estás planteando entrar en el mundo de la coloración en casa empujada por la invasión de pelillos grises, esto te interesa. ¿Se trata de esas primeras canas que aún no son demasiado dramáticas? Entonces los baños de color de Casting Crème Gloss son ideales porque las cubren hasta el 70% con un acabado muy natural.

Ahora bien, si tus raíces asoman todos los meses y necesitas una cobertura total de las canas, lo mejor es que optes por tintes permanentes como los de Excellence Crème que aportan un color increíble, tapan las canas al 100% y respetan tu cabello.

¿Baño de color o tinte? Si necesitas una cobertura 100% de las canas, opta por Excellence Crème de L’Oréal Paris, el favorito de Celine Dion.
Y ahora que ya eres la experta number one en coloración en casa, ¿qué vas a elegir: baño de color o tinte?

Ver más Peinados

Usa estos productos

Elige entre baño de color y tinte

#message

Más información