Consigue un cutis más luminoso en tan solo dos minutos

¿Te levantas por la mañana con manchas en la piel? ¿Tu piel está más apagada después de comer? ¿Pierde fuerza al final del día? ¡No te preocupes! Prueba estos trucos rápidos y recupera la luminosidad de la piel en solo dos minutos.

Un desmaquillante con agua micelar calmante (hecha a base de diminutas moléculas de aceite suspendidas en agua) limpiará la piel de impurezas durante la noche y estimulará la circulación sin resecar la piel. 


Un exfoliante facial con los ingredientes ideales para tu tipo de piel eliminará las toxinas (contaminación, tabaco, restos de maquillaje y grasa, entre otros) y permitirá que la piel respire de nuevo. 


Una bruma floral o mineral para aliviar y rehidratar: pruébala después de la limpieza, como fijador después de aplicar el maquillaje o tras una sesión deportiva: frescor inmediato garantizado. 


Un hidratante adecuado para tu tipo de piel siempre recuperará la consistencia del cutis. Si tu piel está seca, frágil y deshidratada, necesitará unas pequeñas dosis de cariño e hidratación. Ponte unos cubitos de hielo en los ojos por la mañana y repite más tarde si fuera necesario. Esto reducirá las ojeras y los signos de cansancio. 


Utiliza un tratamiento para el contorno de ojos para recuperar un aspecto fresco. Elige un aplicador con punta de metal, esta te ayudará a conseguir un efecto rejuvenecedor. Consigue una mirada despierta con un suave masaje en el contorno de los ojos: empieza por el interior y continúa hacia las comisuras exteriores de los ojos. 


El masaje facial estimula la circulación y devuelve un brillo saludable. Masajea suavemente y da pequeños pellizcos y toquecitos a la piel para relajar los músculos de la cara e iluminar el cutis. ¡Pero ten cuidado! Evita estirar la epidermis en exceso. 

Aplica un potenciador en nariz, frente, barbilla y pómulos: estas zonas del rostro son las que reflejarán la luz y te ayudarán a lucir una piel luminosa. El efecto es inmediato y dura todo el día. 

Un tratamiento con una crema BB potenciará e iluminará la piel de la cara. Estas cremas con color aportan un toque brillante y homogéneo y añaden una barrera protectora. 

Prueba con unos pellizquitos en las mejillas: un viejo truco que sigue dando resultados. Recurre a él para intensificar la circulación de la piel y darle un resplandor rosado a las mejillas.
Saltar the carrusel: Full Range

Productos relacionados

También te podría interesar…