¿Quieres cuidar tus canas porque has decidido llevarlas naturales? Pues confía en la gama Elvive Color Vive Violeta de L’Oréal Paris para lucirlas más bonitas que nunca.

Has decidido apostar por ellas pero, ¿sabes cuidar de tus canas?

Podías teñírtelas o podías llevarlas al natural y, después de mucho meditar, te has decantado por lo segundo. Ok, ambas posibilidades son igual de válidas así que, en este punto, solo nos surge una duda: ¿sabes cómo se cuidan las canas? El gran reto es evitar que se amarilleen, pero también hay que prestar atención a otros factores como la hidratación o el encrespamiento. ¡Atenta, que empezamos!

CONSEJOS PARA CUIDAR LAS CANAS

Tú te has decantado por ellas y nosotras te vamos a ayudar a perfeccionarlas y a embellecerlas. Objetivo: que estés bien orgullosa de lucirlas.
CONSEJO
1

Consideraciones de lavado

Retrasar su aparición no puedes, pero sí que está en tu mano tratar tu pelo blanco para que se muestre saludable, flexible y con brillo. Y es que las canas, como seguramente ya hayas podido comprobar, tienen tendencia a la sequedad, al frizz y a la opacidad. ¿La clave? Ofrecerles un cuidado específico.

  • Por tanto, en los días que no te toque “rutina violeta” —tranquila, debajo vamos con ella— lava tu pelo con un champú y un acondicionador hidratantes y, 1 vez a la semana, suma como tercer paso una mascarilla reparadora para una acción más profunda. Es muy importante la elección de una gama que responda directamente a las necesidades de tu pelo y estamos seguras —por su variedad— que dentro de todas las de Elvive encontrarás la tuya.
  • Esto siempre te lo decimos pero no nos cansamos. Para evitar que se despierte la electricidad, utiliza agua tibia durante todo el proceso y más fría en el aclarado, lo cual te ayudará a sellar la cutícula. Este tipo de pelo tiende a abombarse con el agua demasiado caliente y, en consecuencia, a partirse con más facilidad. Advertida su tendencia a la rotura, empieza a desenredarlo siempre por las puntas y nunca te olvides del acondicionador porque es tu gran aliado. Y de frotar con la toalla para retirar la humedad, nada. 
CONSEJO
2

Rutina semanal violeta

Igual que dedicas un día a la semana a tus mascarillas o exfoliantes faciales, has de hacer lo mimo con el cuidado de tus canas. Para ello, confía en una línea —aparte de la tuya habitual— especial cabellos grises y anti-reflejos anaranjados o amarillentos de la talla de Elvive Color Vive Violeta de L’Oréal Paris. Esta gama de cuidado, gracias a los pigmentos violetas presentes en su fórmula, es ideal para matizar tu pelo y mantener a raya los colores indeseados. Recuerda que el morado es el color opuesto al naranja y al amarillo y por eso los neutraliza. ¿Muy importante? Que respetes los tiempos de exposición indicados en los distintos productos ya que varían en función de las características de cada cabello.

Y, a continuación, te especificamos la rutina completa. Insistimos, solo 1 día a la semana:

  • Champú Violeta Matizador.
  • Acondicionador Violeta Matizador.
  • Mascarilla Intensiva Violeta.
Cuidar las canas implica cuidar la hidratación, cuidar los reflejos indeseados y proteger tu cabello del sol. Para lo primero y para lo segundo ponte en manos de la gama Elvive Color Vive Violeta de L’Oréal Paris y habrás acertado.
CONSEJO
3

Protección solar diaria

El pelo cano es más sensible a los rayos del sol puesto que ya no posee melanina ni pigmentación (la encargada de darle su color natural), por lo tanto es más fácil que se oxide, que se vuelva más poroso y que adquiera tonalidades que no te interesen para nada. Así que, si quieres proteger la salud de tu melena y, de paso, cuidar tus canas, vístela con un protector solar capilar a diario —durante todo el año— o, en su defecto, con un sombrero que es tendencia máxima independientemente del calendario.
Cuidar Canas Proteccion Solar Cuidado Cabello Image
CONSEJO
4

Aceite para nutrir e hidratar

Además de color, las hebras canosas pierden hidratación y, por lo general, tal y como te hemos contado, se caracterizan por ser más secas, quebradizas y encrespadas. La solución pasa (sobre todo) por los consejos de arriba, pero también por sumar un gesto sencillísimo a tu ritual capilar: el Aceite Extraordinario Universal de L’Oréal Paris. Empléalo de medios a puntas —siempre que quieras— y estarás equilibrando los niveles de nutrición e hidratación de tu cabello. Por cierto, si utilizas herramientas de calor, siempre recurre antes al Sérum Stop Frizz como protección frente a las altas temperaturas y al temido frizz.

El pelo blanco o grisáceo, ya sea en su totalidad o parcialmente, está viviendo su época dorada. Únete a ella pero, eso sí, siempre siguiendo nuestros consejos para cuidar las canas. ¡Llévalas con estilazo!