‘Dolphin Skin’ o cómo maquillarte para lucir buena cara no, lo siguiente

Llevábamos días nerviositas perdidas porque nos moríamos de ganas de presentarte esta tendencia ‘makeup’. Y es que sabemos, porque la hemos probado, que te va a hacer el apaño total. Sí, sí, sea la hora que sea, estés en la época del año en la que estés, con esta técnica vas a poder lucir un rostro húmedo, fresco y lleno de luz. ¡Carpetazo a los ‘bad face days’! Quédate y te contamos todo sobre la ‘Dolphin Skin’.

Aquí va un curso intensivo —breve pero cañero— para que no te pierdas una de las corrientes de maqui más potentes de los últimos tiempos. El efecto buena cara diario está a punto de ser tuyo, amiga.

EN QUÉ CONSISTE LA PIEL DE DELFÍN

A ver, párate un momento y piensa en Flipper. Ahora, concéntrate en su piel. ¿La visualizas? Lisa, húmeda, perfecta y brillante. ¡Pues eso es lo que buscamos! Si en su momento fuiste fan de la glass skin, de la glowing skin, de la dewy skin y del makeup no makeup, creemos de verdad que eres el público potencial de esta tendencia. Jugosidad y luz. ¡Te va a encantar!

CLAVES PARA CONSEGUIR UN “MAQUILLAJE PIEL DE DELFÍN"

No son muchas, pero sí indispensables. De hecho, cada una es crucial para conseguir el acabado que tenemos en mente. ¿Si te tuviéramos que lanzar unos highlights (nunca mejor dicho) a bote pronto? Pues hidratación y bien de gloss y de iluminador.
CLAVE
1

Prepara la piel

Si antes de cualquier maquillaje deberías hacerlo, en este caso supone la base del look, la mismísima esencia. Lo que se traduce en: doble limpieza, tónico, sérum, contorno de ojos y crema hidratante todos los días y, una vez a la semana, colar entre la primera y la segunda limpieza dos gestos más: exfoliación y mascarilla. ¿Sabías que la vitamina C es perfecta para potenciar la luminosidad de la piel? Por si quieres añadirla a tu rutina de cuidados…

Objetivo principal: conseguir una textura muy jugosa y una hidratación perfecta.
CLAVE
2

Base o corrector de maquillaje

¿Que puedes vivir sin la primera y, de hecho, muchas veces prescindes de ella? Pues adelante. Eso sí, la piel tiene que quedar lisa y lo más uniforme posible. Por tanto, tu misión es corregir todas las pequeñas imperfecciones (manchas, algún granito, ojeras, etc.) con un tono de corrector lo más parecido al de tu piel. Ahora bien, para iluminar ciertas zonas como los pómulos, el lagrimal, el arco de la ceja o el de cupido, necesitas un color más claro. A nosotras nos encanta el corrector Eye Cream in a Concealer de L’Oréal Paris porque su fórmula está enriquecida con un 0,5% de ácido hialurónico, aportando de un trazo color y cuidado. A ver si a ti también te gusta.
Corregir las imperfecciones es crucial en una Dolphin Skin. El corrector y cuidado Eye Cream in a Concealer de L’Oréal Paris se mimetizará completamente con tu piel.
¿Necesitas una cobertura general y no solo en zonas localizadas? Pues en vez de una base de maquillaje —que también podrías si eligieras una con acabado muy natural como la de Accord Parfait— recurre a una BB Cream ligerita como Skin Paradise Water Cream (compuesta por aguas de cuidado, aloe vera y pigmentos naturales). Se fundirá perfectamente con tu piel, le despertará el tono y apenas dejará rastro en tu mascarilla. ¿Quieres más hidratación? Muchos maquilladores mezclan el fondo o el corrector con un sérum antes de aplicarlos sobre la piel. También, en vez de con este último, los podrías mezclar con un poquito del contenido de tus ampollas faciales. ¡Es un gran tip!

Objetivo principal: igualar y unificar el tono.
CLAVE
3

Labios y sombras de ojos compenetrados

Esta parte nos encanta porque incluye una de las prácticas beauty más virales del 2020: darle a un mismo producto distintos usos. Para esta ocasión, concretamente, vamos a coger la gama Color Riche Shine de labiales 'superglossy' y vamos a aplicarla tanto en los labios como en los párpados. Puedes emplear el mismo color en ambas zonas o elegir —por ejemplo— el tono 111 Instaheaven para los labios y el 905 Bae para el párpado móvil y el lagrimal (no olvides este detallito final). 
Tu Dolphin Skin necita mucho gloss. Carga las tintas de tus labios y de tus ojos con la gama de labiales Color Riche Shine de L’Oréal Paris.
Por cierto, si tienes los labios muy agrietados, procura exfoliarlos una o dos veces a la semana e hidratarlos siempre que te sea necesario. Y no te los estés chupando todo el rato que en invierno se cortan muchísimo. ¿Te preocupa la larga duración? Pues recurre a los tonos más claritos de la gama Infalible 24 de L’Oréal Paris (tipo 404 Corail Constant) y quédate tranquila.

Objetivo principal: lograr ese efecto húmedo, mojado, que aporta tanto frescor.
CLAVE
4

Luz y brillo supernaturales

¿Has dicho luz? Pues necesitas un iluminador. Pero no para aplicarlo a modo party y glitter, sino para que apenas se note y se manifieste como un sutil reflejo en tu piel. La zona de actuación te la conoces de memoria: hueso del pómulo hacia la sien (difuminadísimo) y un toquecito justo por debajo de la ceja. En las clavículas también queda fenómeno. Una o dos gotitas de Glow Mon Amour y lo tienes. 
Otro de los requisitos básicos de una Dolphin Skin: el brillo. La luz, el sutil reflejo del sol en la piel. Consíguelo con el iluminador Glow Mon Amour de L’Oréal Paris.
Objetivo principal: iluminar el rostro volviéndolo (casi) hipnótico. Como si el sol te besara ligerísimamente la piel.

Pues ya lo ves, la técnica Dolphin Skin es sinónimo de cuidarte el rostro como nunca y de llevar buena cara de lunes a domingo. A nosotras ya nos tiene in, ¿y a ti? 
Saltar the carrusel: dolphin-skin

Usa estos productos

Hazte ‘follower’ de la “Dolphin Skin”