¡Elige el exfoliante adecuado para tu piel!

No hay nada mejor que un exfoliante para limpiar nuestra piel y aportarle un resplandor saludable. Pero es importante elegir uno que se adapte a nuestro tipo de piel.

La exfoliación ilumina nuestra piel y homogeneiza su tono eliminando las células muertas, los granos y las impurezas que se han acumulado a lo largo del día. Un exfoliante de grano fino prepara nuestra piel para los ingredientes activos de nuestras cremas e impulsa la circulación, para una tez sensacional y resplandeciente. ¡Te presentamos tres fórmulas que dejarán tu piel delicada y perfectamente exfoliada!
CONSEJO
1

Exfoliantes clásicos para pieles normales

Estos exfoliantes contienen granos naturales o sintéticos que exfolian mediante la fricción. Opta por un grano grueso (azúcar o sal) para exfoliar el cuerpo y un grano fino cuando se trate del rostro. Los exfoliantes clásicos se pueden utilizar en todo tipo de pieles, pero la fricción causada puede irritar la piel sensible y estimular la producción de sebo si se usa sobre la piel grasa.  Instrucciones: Efectúa pequeños movimientos circulares para no irritar la piel y evita el contorno de los ojos (esta zona es extremadamente frágil y no se debe exfoliar). Aplica el exfoliante una o dos veces a la semana.
CONSEJO
2

Exfoliantes enzimáticos para pieles sensibles

En lugar de contener granos, estos exfoliantes están colmados de enzimas exfoliantes a base de frutas (papaína de papayas, bromelina de piñas y ficina de higos). Atacan las células muertas de la tez para que se desprendan de la piel. A menudo se venden en formato de mascarilla y exfolian químicamente la piel al disolver el "pegamento" que une las células muertas a nuestra epidermis. Dejan la piel suave y lisa. Como no contienen granos, no irritarán la piel, lo que resulta ideal para pieles sensibles.  Instrucciones: Aplícalo sobre la piel limpia y seca, y deja que actúe durante el tiempo indicado en la etiqueta antes de enjuagar. Prosigue con una crema hidratante nutritiva, antienvejecimiento, reafirmante, antifatiga o regeneradora.
CONSEJO
3

Lociones con ácidos frutales para pieles maduras

Estas fórmulas químicas proceden de técnicas empleadas por dermatólogos. Los ácidos utilizados atacan las células muertas en la epidermis eliminando una capa de piel. Por lo general, contienen ácidos frutales o compuestos naturales que eliminan la capa superior de la epidermis, a la par que estimulan la producción de células y colágeno. El ácido glicólico proveniente del azúcar de caña se utiliza a menudo en fórmulas diseñadas para pieles maduras. Se trata de una pequeña molécula que puede penetrar profundamente y alterar la epidermis. El ácido láctico producido a partir de leche fermentada es ideal para iluminar la piel apagada.  Instrucciones: Aplica la loción sobre la piel limpia con un disco de algodón. No necesitas frotar. Evita la zona del contorno de los ojos. No la enjuagues. ¡Deja que actúe durante toda la noche! Y lo que es mejor, la puedes usar a diario.
Saltar the carrusel: Body Care Articles

¿Quieres saber más?

También te podría interesar…

Saltar the carrusel: Full Range

Productos relacionados

También te podría interesar…