‘Eyelighter’; el último truco para iluminar tu mirada

DESCUBRE POR QUÉ EL ‘EYELIGHTER GLOWY’ SÍ ES PARA TI

¿Te imaginas que tu mirada tuviera un interruptor para encenderla o apagarla? Pues con este maquillaje de ojos, claramente, la estarás encendiendo.

¿En qué consiste?

Se trata de una técnica makeup centrada en iluminar al máximo los ojos, creando un acabado lleno de matices iridiscentes y brillantes alrededor de los mismos. Puedes llevarla a cabo con sombras con shimmer, duocromáticas, holográficas, con iluminador o con un mix de los anteriores.  

Además, tiene muchos beneficios: 

  Efecto open eyes inmediato. Vamos, que te despierta la mirada.
  Por otro lado, también te despierta a ti; es decir, borra los signos más evidentes de fatiga al eclipsarlos con los ojos.
  Queda bien y es muy adecuada para rostros maduros, eso sí, en este caso acude a sombras en crema. 
  Es muy fácil de hacer.

 

El camino hacia el ‘eyelighter’

Un camino breve —son solo 3 pasos— pero intenso —en el buen sentido— en el que solo necesitarás un iluminador y varias sombras con acabados iridiscentes, satinados, glitter o con shimmer

1.  Iluminador como prebase. Será el encargado de dar soporte, brillante y luminoso, a las sombras que te apliques a continuación. Vamos a utilizar un gran conocido de tu piel: Glow Mon Amour de L’Oréal Paris. Elige el tono Melon si eres de subtono frío y el tono Loving Peach si tu subtono es cálido. Aplica el iluminador a toquecitos sobre todo el párpado, incidiendo en la esquina interior del ojo y bajo el arco de la ceja. Continúa hacia el hueso del pómulo. Como es una fórmula líquida, te será muy fácil modular la intensidad con el dedo en las zonas estratégicas del eyelighter.
 
Para que la técnica eyelighter funcione tienes que saber trabajar los puntos estratégicos de luz. Posa un poquito del iluminador Glow Mon Amour de L’Oréal Paris en tu lagrimal y debajo del arco de tu ceja y estarás empezando fenomenal.
2.  Sombra ‘glow’. Elige una sombra clara con matices iridiscentes como fondo dominante. A nosotras nos encanta el color champagne de la paleta Emotions of Nu de L’Oréal Paris porque refleja muchísimo la luz. Posiciónala con la ayuda de un pincel mínimamente mojado en la esquina interior del ojo y bajo el arco de la ceja, saturando mucho los pigmentos. Con un pincel seco, coge más sombra y difumina uniendo ambos puntos, siguiendo por ambos párpados —móvil y fijo— y subrayando las pestañas inferiores por debajo.
La técnica del eyelighter empieza en puntos concretos como son el lagrimal y justo debajo del arco de la ceja para terminar expandiéndose por todo el ojo. Con la paleta de sombras Emotions of Nu de L’Oréal Paris podrás crear composiciones de color increíbles mono o policromáticas.
3.  Juega con el color. Llegados a este punto, la luz en tu mirada es más que evidente, es una realidad. De hecho, ya la podrías dejar así y sería una interpretación minimal y muy top, pero esta vez vamos a añadir color. El eyeligther glowy permite mucho juego y no necesita que las transiciones entre tonos sean perfectas, sino que todos los colores que apliquemos reflejen la luz. Si quieres un acabado icy, elige sombras frías, pero si te van más los cálidos, la paleta Emotions of Nu —céntrate en sus exponentes más brillantes— será tu auténtica fuente de inspiración. Escoge uno de sus tonos melocotón o borgoña con acabado satinado y colócalo en el párpado móvil, justo en el centro y perpendicular a tu iris, para que lo resalte. Después solo tienes que difuminarlo hacia los extremos.
La técnica del eyelighter empieza en puntos concretos como son el lagrimal y justo debajo del arco de la ceja para terminar expandiéndose por todo el ojo. Con la paleta de sombras Emotions of Nu de L’Oréal Paris podrás crear composiciones de color increíbles mono o policromáticas.

Los mejores amigos del ‘eyelighter’

Con tus ojos llenos de luz, es el momento de añadir unas pinceladas de contraste para un acabado realmente impactante. Nos referimos al delineador y a la máscara de pestañas que, básicamente, se encargarán de enmarcar el conjunto.

  Delineado sencillo. Olvídate de los cat eyes. En este look solo necesitamos un minidelineado que resalte el nacimiento de las pestañas. La punta extrafina de 0,4 mm de Perfect Slim y su trazo más preciso imposible, te resultarán perfectos para subrayar —a ras— pestañas superiores e inferiores y, si quieres, líneas de agua.

  Más despliegue. Si el eyelighter va de abrir la mirada, no pueden faltar unas pestañas en sintonía. Con Air Volume 30H Mega Black las aportarás volumen (sin nada de peso) y presencia al instante. Además, sus pigmentos muy negros se encargarán de ponerlas en su sitio, lo cual es muy necesario para que esta técnica favorezca a tu ojo de verdad. Ten en cuenta que sin estos dos gestos que te acabamos de mencionar habría demasiada luz y tu mirada se podría perder entre tanta claridad.

 
Ayshwarya Rai apuesta por un eyelighter cargado de color pero, sobre todo, de brillo. ¿Te has fijado en los puntos estratégicos? Siempre los mismos: lagrimal y hueso de la ceja.
El eyelighter se impone como una de las tendencias de maquillaje 2022 más novedosas y para nosotras es un sí rotuno a la alegría y a la naturalidad. ¿Puede ser más favorecedora? Difícil.