La rutina de belleza de verano definitiva

El mercurio sube, los días se alargan y nuestro armario de verano está listo. Pero antes de irnos a disfrutar del sol, es una buena idea fijar una rutina de belleza firme para mantener nuestra piel contenta en temperaturas más calientes.

Días soleados, piscinas, playas y nadar son sinónimos de vacaciones divertidas. Pero, aunque relajarse bajo el sol es bueno para el ánimo, puede causar problemas en la piel que no está bien preparada. Para evitar daños, cambia tu rutina a una que te ayude a proteger tu piel y revitalizarla a largo plazo. 
CONSEJO
1

La protección lo es todo

Cuando el sol brilla, lo primero que hay que hacer es proteger la piel de los rayos UV. Aunque no son el enemigo, y en realidad ofrecen una dosis saludable de la imprescindible vitamina D, la sobreexposición a ellos es un desastre que conlleva quemaduras, un envejecimiento acelerado e incluso cáncer de piel. Aplica un FPS a diario (asegúrate de que el tuyo te proteja de tanto los rayos UVA como los UVB) y no te olvides de aplicarlo por el cuello y las orejas también. Esas son zonas de las que solemos olvidarnos, pero que también pueden quemarse. Aplica cantidades con regularidad durante el día y quédate en la sombra entre el mediodía y las 3 de la tarde, cuando el sol brilla con más fuerza. Ayuda a deshacer los daños y sequedad causados por la exposición excesiva al sol con una mascarilla facial nutritiva; busca ingredientes aliviadores e hidratantes como el aloe vera, la calamina, la miel y el ácido hialurónico, que ayudarán a tu piel a aferrarse a la hidratación.
CONSEJO
2

Limpia a la perfección

Aunque lleves poco maquillaje o no lleves ninguno, tu piel sigue necesitando su dosis diaria de limpieza (sobre todo si has estado en la piscina o el mar, la sal y el cloro pueden ser muy irritantes y secar la piel). Es imprescindible limpiar la piel tanto por la mañana como por la noche con un producto suave que no desarraigue los nutrientes de la piel. Si tienes la piel particularmente sensible o seca, prueba con un aceite desmaquillante para una limpieza nutritiva y suave. Después de la limpieza, un chorrito de agua termal o esencia floral ayudará a aliviar la piel y cualquier humedad se absorberá con una crema o loción facial.
CONSEJO
3

Consejos de maquillaje para el verano

Prueba a utilizar un maquillaje más ligero en temperaturas calientes; no solo tendrá un aspecto más natural sino que también es menos probable que obstruya la piel. Cambia tu base de maquillaje por una BB cream y aplícale unos polvos ligeros para matificar. Luego, añádele un poco de autobronceador, máscara de pestañas y bálsamo de labios (intenta utilizar la versión FPS, si puedes) y ya estás listas.
Saltar the carrusel: Full Range

Productos relacionados

También te podría interesar…