Lección antienvejecimiento avanzada: cómo aportar firmeza a la piel

A medida que pasan los años, no solo nos molestan las arrugas, sino que también nos afecta la pérdida de definición facial que causa la flacidez de nuestros contornos faciales. A continuación te presentamos algunos arreglos rápidos antienvejecimiento para ayudarte a elevar el rostro de nuevo:

CONSEJO
1

¿Por qué ocurre?

Bajo la epidermis (la barrera de nuestra piel contra las agresiones), se encuentra la dermis. Esta capa de la piel es cuatro veces más gruesa que la epidermis y forma una capa resistente que contiene elastina, colágeno y proteínas y que aporta a la piel su tono y elasticidad. Con la edad y la reducción de estrógeno causada por la menopausia, la producción de colágeno se ralentiza y los contornos faciales empiezan a cambiar. La piel se vuelve más frágil, se hunde y pierde su firmeza, al tiempo que las líneas de expresión y arrugas ganan profundidad. 
CONSEJO
2

El ácido hialurónico, tu nuevo mejor amigo

El ácido hialurónico se encuentra en el tejido humano de manera natural. Al nivel epidermal, garantiza una hidratación apropiada, mejora la circulación y fomenta la renovación celular. En la dermis, hincha la matriz extracelular y actúa como un agente vinculante entre las fibras de colágeno y elastina. También ayuda al cuerpo a sintetizar estas dos moléculas, lo que le aporta a la piel su aspecto firme y suave. A medida que crecemos, la síntesis de ácido hialurónico disminuye en gran medida y es de peor calidad. Para compensar la pérdida de firmeza, asegúrate de que tu cuidado de la piel antienvejecimiento está repleto de estos ingredientes clave. Búscalo en los sérums, cremas hidratantes y mascarillas faciales. 
CONSEJO
3

Rutina de fitness facial

El rostro tiene más de 50 músculos y todos ellos perderán su tono con la edad. Un entrenamiento facial fomentará la circulación tanto de sangre como de agua y ayudará a fomentar la síntesis natural de ácido hialurónico, además de tonificar los músculos. Intenta mover la boca y el rostro para hacer sonidos específicos; mira al techo y di “ahhh”, aprieta los labios y lanza un beso largo, estira tu sonrisa diciendo “eee”, lanza una mirada dura y di “oh” y, para terminar, frunce el entrecejo tanto como puedas y di ‘tú' de manera exagerada. Repite el proceso cinco veces frente al espejo, manteniendo cada posición durante cinco segundos. 
CONSEJO
4

Masaje facial

Hace tiempo que las herramientas para masajes faciales, como los rodillos, forman parte de la tradición del Extremo Oriente para restaurar la juventud y la firmeza a la piel. Su uso frecuente puede ayudar a elevar y tonificar la piel flácida, reducir las líneas de expresión y devolver definición al rostro. No solo eso: también son increíblemente relajantes y pueden ser estupendas para aliviar los dolores de cabeza causados por la tensión. Si prefieres no utilizar ninguna herramienta, tus propias manos pueden funcionar igual de bien para ayudarte a tonificar la piel. Cuando te apliques una crema hidratante o un aceite, frótalo bien para que penetre en la piel, masajeando la mandíbula suavemente y la sección central del rostro con los puños para fomentar la circulación y el flujo sanguíneo.
Saltar the carrusel: Full Range

Productos relacionados

También te podría interesar…