¿Cómo limpiar esponjas de maquillaje en casa?

Sí, también hay que lavar las esponjas de maquillaje en casa y las opciones más fáciles y eficaces son usar agua y jabón, introducirlas en el microondas o recurrir al bicarbonato.

A la hora de aplicar el fondo de maquillaje (nuestro preferido es Infalible de L’Oréal Paris), algunos profesionales optan por hacerlo directamente con los dedos y otros prefieren ayudarse de una brocha o esponja específica. Si tú eres de las que no les gusta mancharse demasiado las manos, saber cómo limpiar la esponja de maquillaje correctamente es clave, tanto para que te dure perfecta mucho más tiempo, como para evitar sufrir posibles alergias o problemas de piel.
Limpiar Esponjas Maquillaje F2
Al estar en contacto directo con la dermis es lógico que se ensucie con la propia grasa de la piel, con las células muertas y también con las bacterias; por lo que es fundamental limpiar la esponjita de maquillaje para que estos ‘amigos’ no se transfieran del rostro a los productos de maquillaje, y viceversa. De esta manera estarás a salvo del acné, las infecciones cutáneas u otros problemas dermatológicos.

Los mejores trucos para lavar esponjas de maquillaje

Aunque no lo creas, cuanto más maquillaje y suciedad se adhiera a tu esponja más seca y abrasiva estará; lo que no solo causará que la aplicación no sea tan perfecta como te gustaría, sino que también podría ocasionarte irritación en la piel. Por eso los expertos coinciden en que limpiar la esponja maquillaje después de cada uso es obligatorio pero, seamos sinceros, ¿hay alguna persona (no profesional) que siga esta regla al pie de la letra? Como nos imaginamos que tú tampoco lo haces, te advertimos que sí es importante que al menos sigas este procedimiento semanalmente, sobre todo si eres de las que te maquillas con bastante frecuencia.
Limpiar Esponjas Maquillaje F4
Consejo
1

Limpiar esponja de maquillaje con jabón

La respuesta a cómo lavar esponjas de maquillaje es fácil: el protocolo comienza humedeciéndola con agua para después aplicar directamente sobre ella un poco de jabón; seguidamente apriétala suavemente varias veces para facilitar que el producto de limpieza llegue a su interior. Luego enjuaga con agua tibia hasta que esta salga limpia. Y, ojo, evita cualquier jabón fuerte, así como el lavavajillas, ya que las fórmulas limpiadoras demasiado duras pueden dañar la textura de la esponja y también causarte irritación en la piel, en el caso de que no lo enjuagues adecuadamente antes de volverla a utilizar.
Consejo
2

¿Cómo se limpian las esponjas de maquillaje en el microondas?

Seguro que has oído hablar de este truco casero para limpiar esponja de maquillaje, con el que tienes que tener cuidado, ya que puedes llegar a quemar el utensilio si te pasas con el tiempo. Para evitar esto sumerge la esponjita en un recipiente, apto para microondas, con agua hasta la mitad, y añade un chorrito pequeño de jabón –si añades demasiada cantidad de este te costará una barbaridad aclararlo al terminar–, presiona la esponjita varias veces para que se empape bien y mete todo un minuto al microondas (no más o la estropearás). Al terminar verás que el agua está más que turbia y caliente, así que espera un poco para tírala y aclarar el utensilio con abundante agua tibia, hasta que esta salga transparente.
Consejo
3

¿Puedo limpiar la esponjita de maquillaje con bicarbonato?

Nuestras abuelas usaban el bicarbonato para muchas cosas y una de ellas era como limpiador universal, para dejar como la patena el suelo, los electrodomésticos, el fregadero o incluso los muebles de la cocina. Pero lo que quizá no sabían es cómo se limpian las esponjas de maquillaje con su ayuda. Es bien sencillo: basta con llenar la mitad de un recipiente con agua, añadirle una cucharada de bicarbonato e introducir la herramienta de maquillaje en él, frotándola un poquito para que se impregne de la mezcla bien. Deja actuar unos 15 minutos y verás que tanto la suciedad como el posible mal olor que pueda tener desaparecen por completo.
Consejo
4

¿Cómo secar la esponja una vez lavada?

Después de limpiar la esponjita de maquillaje es importante que la seques al aire, en un lugar abierto y limpio, ya que un ambiente cerrado y húmedo se convierte en un campo de cultivo para las bacterias. Y también es importante que prestes atención al sitio en el que la guardas, que debe ser limpio para que evites la propagación de gérmenes. Igual no lo sabes, pero venden unas cajitas específicas para su almacenaje, que están ventiladas para evitar las bacterias que pueden crecer en espacios húmedos y cerrados.
Si sigues estos consejos de cómo se limpian las esponjas de maquillaje no hará falta que le prestes otros cuidados específicos cada cierto tiempo. Y lo mejor de todo: no tendrás que cambiarla hasta trascurridos 3-6 meses, dependiendo de con qué frecuencia la utilices.