Tu maquillaje para párpados caídos debería empezar por aquí

Hay párpados que son como un gran escaparate —estarás cansada de verlos en las RRSS que más frecuentes— y otros que parece que han echado un poco el cierre. ¿Es tu caso? Pues hemos buscado los mejores “tips” de maquillaje para párpados caídos y te los traemos aquí: sombras estratégicas, delineados milimétricos, puntos de luz… ¡Tú también vas a saber explotar al máximo tu mirada!

¿CÓMO SON LOS PÁRPADOS CAÍDOS?

Son más frecuentes de lo que crees —solo tienes que fijarte para darte cuenta— y ni muchos menos son siempre consecuencia de la edad, ni para nada son motivo de complejo (hay ojos preciosos que tienen el párpado encapuchado). Eso sí, requieren de cierta técnica para que el maquillaje de ojos que tienes en mente luzca como debería. 

El tema es el siguiente: en este tipo de ojos el párpado fijo —el que va de la ceja a la cuenca— cae por encima del móvil, cubriéndolo y provocando que apenas se vea. Es decir, el pliegue está prácticamente escondido. Y esto conlleva algunas implicaciones cuando te haces un rabillo o trabajas unas sombras si quieres que funcionen.
Aquí tienes un ejemplo de maquillaje para párpados caídos u ojo encapotado. En este caso, la clave son las pestañas y el delineado. Llévalas a su máxima expresión con la máscara Lash Paradise de L’Oreal Paris.

CONSEJOS DE MAQUILLAJE PARA OJOS ENCAPOTADOS

Tu hándicap es que si te aplicas el maquillaje como si tuvieras un ojo normal, no se apreciará; pero vamos a darte las claves para sortear este pequeño impedimento.

Prebase no negociable

Al estar tan juntos —nos referimos a los párpados—, sombras, delineados e incluso máscaras de pestañas presentan mucho más riesgo de emborronamiento y de transferencia. ¿Conclusión? Necesitas un primer o prebase que te garantice que todos se van a quedar en su sitio y van a cumplir con su papel.

Mejor sombras mate

Antes de lanzarte con las sombras nacaradas, brillantes o con purpurina —lo sabemos, se llevan muchísimo— tienes que estudiar muy bien dónde utilizarlas. Si las usas sobre el párpado superior, lo único que conseguirás es reflejar la luz y que este parezca más abombado; así que por teoría del color lo mejor es que las reserves para el centro del párpado móvil —aunque apenas se vayan a ver— y también para el lagrimal o delineado inferior. Recuerda: el brillo saca, la sombra hunde. En la paleta Emotions of Nu de L’Oréal Paris encontrarás 16 tonos mate y nacarados para ojos, mejillas y labios. ¿Lo mejor? Que la gama cromática de marrones y cereza que presenta no nos puede gustar más (y sentar mejor).

Crea la cuenca del ojo

Tras la prebase unifica todo el párpado con una sombra nude mate. Lo que siempre tienes que hacer es maquillarte con el ojo abierto. De este modo sabrás que el color que estés utilizando excede un poco el párpado móvil y se llega a vislumbrar. Por otro lado, al tener los ojos encapuchados, la cuenca apenas es perceptible y parece que no hay separación entre párpado móvil y fijo, por eso, el siguiente paso es conseguirla. La manera es crear profundidad con un tono un poco más oscuro que el que has utilizado de fondo antes y aplicarlo justo en el pliegue que se forma en las esquinas exteriores de tus ojos. Aparte, trata de estirarlo hacia fuera para rasgar y agrandar tu mirada. ¿Te acuerdas? Lo oscuro hunde. Y no te olvides: la “trampilla” de tu forma es que tienes que chequear todo lo que hagas después con el ojo abierto para ver si queda bien o no. 

Puntos de luz

Seguimos sin utilizar nada de brilli-brilli en el párpado superior, pero sí toca iluminar con una sombra más clarita el ángulo más alto del arco de la ceja para ópticamente provocar amplitud. Y ahora sí, coge cualquiera de los tonos nacarados de Emotions of Nu y aplícatelos en el centro del ojo e incluso en el lagrimal. Si te decantas por los colores amelocotonados o rosados también puedes utilizarlos como colorete y así te sumas a la tendencia color-block.
En tu maquillaje para párpados caídos el uso de las sombras de ojos es crucial. Resérvate los tonos mate de la paleta Emotions of Nu para trabajar el grueso y los tonos más brillantes únicamente para detalles.

Líneas de agua

A menudo, este tipo de ojos parecen cansados, pero puedes avivarlos rápidamente marcando las líneas de agua en dos colores diferentes. Para la superior, opta por un negro o un marrón y lograrás aparentar más cantidad de pestaña y para la inferior, coge un lápiz blanco o beige y a la vez que aportas luz, aportarás dimensión.

Delineados sí, pero con método

Aquí es donde más se nos puede complicar el asunto, pero si tienes estos 3 aspectos controlados no habrá problema: saber qué tipo de delineado te favorece, contar con un eyeliner de aplicación superprecisa y de larga duración como Perfect Slim de L’Oréal Paris y, por último, practicar y practicar.

  • Delineado simple. Es muy fácil de hacer. Solo tienes que trazar una media luna a ras de tus pestañas superiores y no salirte por el extremo exterior. Vamos, sin rabillo ninguno.
  • Delineado en punta de flecha. Sabemos que eres fan de los cat-eyes, pero no puedes perder de vista que tu maquillaje para ojos encapotados debe atender a tu morfología en particular. Trazándolo de la manera tradicional el rabillo no lucirá como te esperas, pero haciéndolo como te detallamos a continuación, sí. El perfilado punta de flecha será tu delineado ideal.

    - Parte de un delineado simple muy a ras de las pestañas superiores (como el que te contábamos en el punto anterior).
    - Con el ojo abierto todo el rato y siguiendo la inclinación de tus pestañas inferiores haz una marca al comienzo de tu párpado fijo.
    - Ahora, aprovéchate de la punta extrafina de 0,4 mm de Perfect Slim para unir esa marca con el extremo de tu ojo pero también con el delineado superior. ¿Que no sabes cómo te quedaría? Pues pruébatelo en directo haciendo clic en los productos de debajo y así también podrás comprobar cuál de sus 5 colores es más tú.

Posdata: nada como “empollarte” tutoriales de YouTube —busca: eyeliner punta de flecha— para aprender a base de prueba y error, prueba y error.

  • Delineado flotante. Es decir, traza una línea donde debería estar la cuenca y llévala más o menos desde el lagrimal hasta el extremo exterior del ojo. Lo más natural sería que replicaras la curva del arco que forman tus pestañas superiores.
En tu maquillaje para párpados caídos la aplicación del eyeliner es un paso importantísimo. Clava la técnica con los delineadores superprecisos Perfect Slim de L’Oréal Paris.

Pestañas al poder

Para este tipo de mirada necesitamos que prestes bastante atención a tus pestañas porque, por la misma forma de tu ojo, están destinadas a acaparar muchísimo protagonismo (casi más que las sombras o el eyeliner). Piénsalo: como el párpado móvil no se ve, las pestañas se colocan al frente únicamente con el párpado fijo como fondo. El extra de volumen, curvatura y longitud lo tienes garantizado con las máscaras Lash Paradise de L’Oréal Paris. Juega con el negro, con el marrón y con el azul navy —estos dos últimos de la línea Moonlight— y dale un toque mágico a tu mirada.
En tu maquillaje para párpados caídos la aplicación del eyeliner es un paso importantísimo. Clava la técnica con los delineadores superprecisos Perfect Slim de L’Oréal Paris.
Aunque algunas tendencias se te puedan resistir, si dominas tu maquillaje para párpados caídos, tus ojos llegarán tan lejos como tú quieras.