¡Pon a punto tu piel para la playa!

¡Adiós a la contaminación, a la rutina diaria, a las cuatro paredes y a las caras largas! Solo nos queda un tema pendiente antes de entregarnos por completo a nuestros días de vacaciones. ¡QUE NO CUNDA EL PÁNICO! Lee nuestra guía y pon a punto tu piel en un solo día para estar lista para la playa.

CONSEJO
1

Qué hacer

Los amienemigos declarados de las vacaciones son el mar, el sol y la arena, así que protege bien tu piel antes de irte con tratamientos corporales que además te garantizarán un bronceado uniforme. Un día antes de salir, utiliza un exfoliante por la mañana para el cuerpo y el rostro. Asegúrate de utilizar un producto más delicado para la cara. Eliminarás todas las células muertas (y conseguirás un bronceado homogéneo en todo el cuerpo), estimularás la microcirculación y mejorarás la hidratación.  Continúa con unos mimos extra para el cuerpo y el rostro con tratamientos para el cuidado de la piel hidratantes y enriquecidos: el ácido hialurónico, los azúcares y los aceites vegetales (almendra dulce, albaricoque y argán) serán tus mejores aliados.  Por la noche, aplica una mascarilla facial para hidratar y devolverle el volumen a la piel. Su piel quedará hidratada, nutrida, suave... y lista para el bronceado. Ten cuidado al escoger los productos. Evita los que contengan agentes fotosensibles, ya que harán que tu piel esté más sensible a los rayos ultravioleta y podrás sufrir quemaduras, eccema o reacciones alérgicas. Los mayores culpables son los perfumes, el triclocarbán (un agente antibacteriano presente en lociones y jabones), el retinol y los aceites esenciales de geranio, higo, cítrico y verbena.  Comprueba antes de irte que llevas una crema solar (y un after sun) en el bolso. Elige entre leche, gel o crema con un FPS adecuado a tu tipo de piel. 
CONSEJO
2

Qué no hacer

Evita irritaciones antes de irte o te pasarás todas las vacaciones escondiéndote bajo un sombrero gigante. Por supuesto, nada de peelings agresivos ni depilaciones. Si necesitas alguno de estos tratamientos, acude a tu esteticista al menos tres días antes de tus vacaciones para dejar que tu piel se recupere y reconstituya la barrera lipídica.  Si utilizas un autobronceador antes de irte, no te olvides de que estas cremas no te protegen la piel. Así que sigue fiel a un FPS 50 para los primeros días y cambia luego a un FPS más bajo cuando la piel ya se haya acostumbrado al sol. ¡Felices vacaciones!
Saltar the carrusel: Body Care Articles

¿Quieres saber más?

También te podría interesar…

Saltar the carrusel: Full Range

Productos relacionados

También te podría interesar…