colageno y acido hialuronico

Colágeno vs. ácido hialurónico; por qué deberías tenerlos localizados

Conversación sobre cuidado facial en la que te metes, conversación sobre cuidado facial en la que aparecen. Bastante significativo, ¿verdad? A continuación, hacemos “zoom” a ambos ingredientes para entender su popularidad. Por cierto, lo de presentártelos como colágeno vs. ácido hialurónico no tiene nada que ver con que sean rivales —¡todo lo contrario!— sino porque vamos a “escanearlos” por separado para contártelo todo sobre ellos.

COLÁGENO Y ÁCIDO HIALURÓNICO AL DETALLE

Son dos de los activos más top de la cosmética antiaging actual y han alcanzado este estatus por algo. Más concretamente, por ser capaces de combatir rasgos tan propios del envejecimiento facial como la falta de hidratación, de volumen y la pérdida de elasticidad. Pero vayamos más allá: 

Colágeno, clave de una piel firme

El colágeno es una proteína que junto con la elastina forma una especie de malla cuya función es mantener la piel tersa, lisa y sin arrugas. La mala noticia es que empezamos a perder un 1% al año a partir de que cumplimos los 20. Irene Rosado, experta en educación y formación de L’Oréal Paris, destaca que la propiedad estrella del colágeno es la de mantener la tersura y elasticidad de los tejidos evitando que se “caigan” y, en definitiva, preservar la juventud de la piel.

Ácido hialurónico, fuente de hidratación

El ácido hialurónico es un polisacárido —un tipo de azúcar— que aporta hidratación y volumen. Entre sus mayores cualidades es famoso por rellenar los huecos que hay entre las células asegurando su flexibilidad, pero también por tener la capacidad de retener 1000 veces su peso en agua y aportárselo a la piel. Y sí, muy a nuestro pesar —y al de todas—, a partir de los 25 años su concentración también va disminuyendo.

Colágeno y ácido hialurónico son dos titanes a la hora de combatir el envejecimiento facial. Apórtale el segundo a tu piel a través de los distintos cuidados que conforman la gama Revitalift Filler de L’Oréal Paris.

Diferencias entre el colágeno y el ácido hialurónico

En común ya te hemos mencionado algunas de las características que presentan: ambos se generan de forma natural y van reduciendo su producción con el paso del tiempo y ambos son fundamentales para combatir el envejecimiento; pero otro factor que comparten es que ninguno presenta contraindicaciones ni implica precauciones a la hora de aplicarlo. Ahora bien, mientras que el colágeno está más enfocado a velar por la elasticidad y la firmeza, los focos del ácido hialurónico son, claramente, la hidratación y el volumen.

¿Podemos combinar su aplicación?

La dermatóloga Cristina Eguren afirma que es mucho más interesante que nuestras rutinas faciales siempre estén compuestas por distintos productos con distintos activos, ya que cada uno va a cubrir unas necesidades diferentes que perfectamente se pueden complementar.

En este caso, la acción conjunta de ambos elementos no solo es muy recomendable sino que tendrá consecuencias visibles en forma de una piel más elástica y mejor hidratada. Pero, por si acaso te estuvieran surgiendo muchas dudas, vamos aún más al detalle:

¿Cuándo? 
Según la Dra. Eguren, el ácido hialurónico podemos empezar a utilizarlo en cualquier momento ya que siempre va a ser positivo para nuestra piel, pero establece los 25 años como fecha de salida. La pérdida de colágeno, sin embargo, comienza a manifestarse más tarde y su aportación extra, es decir, desde fuera, se recomienda en pieles más maduras o cuando empieces a detectar las primeras señales de descolgamiento (zona inferior del rostro, óvalo facial, pómulos…). Durante el primer lustro de la menopausia, por ejemplo, la piel de la mujer pierde hasta el 30% de la cantidad de colágeno; eso sí, podrías iniciarte con él desde la mitad de la treintena que es cuando empiezan a dar la cara las primeras arrugas.

Por cierto, la herramienta Skin Genius de L’Oréal Paris puede orientarte bastante al respecto. Activa tu cámara y hazte un diagnóstico completo tal y como te lo haría un experto y así sabrás las necesidades reales que presenta tu piel en directo. 

“Empleado en un sentido antiaging, diría que el ácido hialurónico a partir de los 30 es fabuloso y a los 40 imprescindible”.

Cristina Eguren, dermatóloga
¿Cómo?
Incorporándolos a tu rutina facial por medio de la gama Revitalift Filler [+ Ácido Hialurónico] y las Ampollas Age Perfect de L’Oréal Paris. Para empezar, te proponemos el siguiente esquema: ácido hialurónico en tus cuidados diurnos (nos referimos a limpieza, tónico, sérum y crema hidratante de la línea Filler) y por la noche, durante solo una semana completa al mes, acudir a un tratamiento intensivo de 7 ampollas monodosis con fracciones de colágeno AA después de realizarte la limpieza y aplicarte el tónico, pero antes del sérum y de tu crema de noche. 
El colágeno vs. ácido hialurónico son dos activos antienvejecimiento que debes conocer. Iníciate con el primero probando las Ampollas Age Perfect de L’Oréal Paris con fracciones de colágeno AA y trabaja la elasticidad de tu piel
Ya lo has visto, nada de colágeno vs. ácido hialurónico, más bien colágeno más ácido hialurónico. Y es que estos dos superingredientes juntos pueden hacer mucho por la juventud de tu piel. ¡Que no se escapen de tu radar beauty!

Dra. Cristina Eguren

Dermatóloga, fundadora y directora médica de la Clínica Eguren Dermatología y Estética en Madrid. En los últimos años su perfil profesional ha adquirido un alcance y una visibilidad importantes gracias a su labor de divulgación dermatológica en redes sociales y a sus múltiples apariciones en prensa digital y escrita, radio y televisión.

¡ENTRA EN SU PERFIL!

DESCUBRE CÓMO CUIDAMOS DE TU PIEL