Cremas por edades: ¿sabes cuál deberías usar en cada momento?

La piel no es una ciencia exacta y cada caso es un mundo, pero más o menos vamos a tratar de guiarte en función de tus años. Y es que, en líneas generales, tu rostro no va a necesitar lo mismo a los 30, que a los 40, a los 50, etc. ¡Debajo te dejamos una especie de cronograma!

Pero insistimos; interprétalo solo a nivel orientativo porque al final lo que importa no es tanto tu fecha de nacimiento como lo que demande tu piel a tiempo real. La dermatóloga Cristina Eguren nos lo explica mejor: “Yo en vez de edades siempre hablaría de necesidades y con ese criterio iría incorporando distintos activos e ingredientes a cada rutina”. Ten en cuenta que cada piel es un mundo con sus propias características, problemáticas y ritmos, por lo cual su evolución no solo depende de los años que tengas.

¿Andas perdidísima y no sabes interpretar las distintas señales que te va dando tu piel? Pues la herramienta Skin Genius puede ofrecerte algunas pistas de valor. Activa la cámara de tu ordenador o de tu dispositivo y hazte un diagnóstico completo. Dicho lo cual, volvamos al tema de las edades…

CREMAS A PARTIR DE LOS 20 AÑOS

Las pieles jóvenes necesitan básicamente limpieza e hidratación pero, en referencia a lo segundo, las texturas muy ricas pueden resultar pesadas. ¿La solución? Optar por fórmulas ligeras como Hydra Genius de L’Oréal Paris. Este cuidado líquido con extracto de aloe vera y ácido hialurónico se transforma en agua cuando lo aplicamos sobre el rostro y se absorbe rápidamente dejando una agradable sensación de frescura. Pero lo más relevante: es capaz de retener la hidratación durante 72 horas. En cuento al segundo ingrediente, estrella total de la cosmética anti-aging, Cristina Eguren nos aclara lo siguiente: “El ácido hialurónico va a ayudar a hidratar, pero también a mantener y reforzar la función barrera de la piel por lo que me parece perfecto empezarlo a utilizar a esta edad”.
Si hablamos de cremas por edades, a los 20 años no hay nada más importante que cuidar la hidratación de tu piel. Hazlo con Hydra Genius de L’Oréal Paris que está formulada con aloe vera y ácido hialurónico.

CREMAS A PARTIR DE LOS 30 Y LOS 40 AÑOS

El inicio de la treintena marca también la aparición de los primeros signos del envejecimiento y de las primeras alteraciones en la textura de la piel. A partir de este momento la producción de colágeno y de elastina disminuye y las primeras líneas de expresión empiezan a dar la cara. Con los años, además, estas se irán volviendo más profundas y también empezarás a notar pérdida de elasticidad, de firmeza, aparición de manchas, reducción del nivel de hidratación, etc. Por lo que, desde que el número 3 empiece a presidir tus tartas, debes cumplir con una rigurosa rutina facial (de día y de noche, ya sabes) e ir sumando gestos en función de tus necesidades. ¿Los básicos? Te los detallamos por orden: limpieza, tónico, sérum, contorno de ojos y crema hidratante. Y aquí te recomendamos 4 cremas antiarrugas —sí, ya tienes que empezar— que van a servirte tanto de prevención (al principio) como de tratamiento:

  • Especial firmeza e hidratación: crema hidratante sin perfume Revitalift Clásico. Formulada con pro-retinol y extractos de probiótico te ayudará a alisar la superficie de la piel y a estimular sus tensores naturales.
  • Especial arrugas profundas y líneas de expresión: crema de día Revitalift Laser con SPF 20. Cuidado antiarrugas y antimanchas que cuenta con una concentración del 3% de Pro-XylaneTM, activo muy reconocido por sus propiedades antiedad. Además, dentro de la misma gama está el Sérum Noche Retinol Puro formulado con un 0,2% de retinol puro y famoso porque entre sus múltiples beneficios se encuentra el de estimular la producción de colágeno. 
  • Especial para recuperar volumen e hidratación: siempre que oigas hablar de estas propiedades piensa en el ácido hialurónico porque es capaz de ofrecerte ambas. La crema rellenadora intensiva con SPF 50 Revitalift Filler contiene 3 tipos de ácido hialurónico y empleada de forma constante devuelve 10 años de volumen a tu piel.
  • Especial extra-firmeza, tono e hidratación: enriquecida con ginseng rojo, la crema energizante de Revitalift reactivará el tono saludable de tu piel, acabará con los rastros de fatiga y conseguirá un rostro más iluminado, radiante y firme. 
Si necesitas un poco de orientación en torno a cremas por edades, sin ninguna duda, a partir de los 30 años debes empezar con una rutina antiedad. Hazlo de la mano de las gamas Revitalift Filler o Revitalift Laser de L’Oréal Paris.
Quizás no haga falta decírtelo, pero si te interesa la crema y sus características, no te quedes en ella e investiga la gama al completo.

CREMAS A PARTIR DE LOS 50 AÑOS Y PIELES MADURAS

Sí, por supuesto que tienes que seguir con una rutina antiedad, pero también tienes que estar al tanto de los nuevos condicionantes a los que te enfrentas: las arrugas se intensifican aún más, la síntesis de colágeno es prácticamente inexistente por lo que la flacidez y la pérdida de densidad cutánea se agudizan y, además, como consecuencia de la menopausia, se incrementan las manchas, se pierde tono y la sequedad se vuelve más severa. Pues nada, ahora que estás enterada, debes actuar:

  • Especial hidratación y luminosidad: Age Perfect Golden Age reavivará el rubor rosado natural de tu rostro, devolviéndote consistencia, densidad y firmeza. 
  • Especial nutrición: esa sequedad extrema podrás combatirla con Age Perfect Nutrición Intensa que actuará contra el descolgamiento y la falta de hidratación.
  • Especial efecto tensor: las ampollas reafirmantes 7 días de Age Perfect están enriquecidas con fracciones de colágeno AA y diseñadas específicamente para aumentar los niveles de esta proteína en tu piel.
Si pensamos en cremas por edades, más o menos podríamos decir que, por lo genral, las pieles maduras necesitan consistencia, hidratación y luminosidad. Encuéntralas en las distintas cremas de la gama Age Perfect de L’Oréal Paris.
Ya cuentas con una especie de croquis sobre cremas por edades pero lo dicho, nada como escuchar a tu piel y darle lo que necesita. Por cierto, hay un último paso que tengas los años que tengas no te puedes saltar: la fotoprotección. Inclúyela todas las mañanas en tu rutina porque es completamente fundamental.

Dra. Cristina Eguren

Dermatóloga, fundadora y directora médica de la Clínica Eguren Dermatología y Estética en Madrid. En los últimos años su perfil profesional ha adquirido un alcance y una visibilidad importantes gracias a su labor de divulgación dermatológica en redes sociales y a sus múltiples apariciones en prensa digital y escrita, radio y televisión.

¡ENTRA EN SU PERFIL!

DESCUBRE CÓMO CUIDAMOS DE TU PIEL