¿Conoces la diferencia entre nutrir la piel e hidratarla?

Nutrir la piel es una cosa e hidratarla es otra. Te ayudamos a identificar cuál te conviene más y qué productos necesitas en cada caso.

A menudo se confunden pero, en realidad, son dos acciones diferentes. ¿En qué consiste entonces cada una? ¿Cómo saber si necesitas nutrir tu piel o simplemente hidratarla? Te lo explicamos con todo lujo de detalle para que no te quede ninguna duda.


¿ES LO MISMO HIDRATAR QUE NUTRIR?

Ya te adelantamos que no pero veamos por qué. La hidratación es el gesto mediante el que se restablecen los niveles de óptimos de agua y debes repetirlo al menos dos veces al día. La nutrición, por su parte, tiene como objetivo fortalecer la barrera protectora natural de lípidos para evitar la deshidratación y la sequedad.

Ya lo ves: aunque guardan cierta relación, cada una responde a unas necesidades concretas de la piel. Por ejemplo, los tratamientos nutritivos están recomendados, sobre todo, para las pieles maduras y secas que requieren ir un paso más allá de la hidratación. Un ejemplo es la gama Age Perfect Nutrición Intensa de L’Oréal Paris. Gracias a su fórmula con miel de Manuka, los productos de esta línea ayudan a reparar la función barrera mientras alivian y aportan confort. Además, su Bálsamo Milagroso no solo te permite nutrir la piel de tu cara sino también la de otras zonas delicadas como los codos o las manos.
 
¿Y si la tienes madura pero no seca? Opta por una rutina hidratante que esté a la altura.


CÓMO HIDRATAR LA PIEL CORRECTAMENTE

Uno de los mejores consejos de belleza que existen a partir de los 50 se basa en seguir un ritual de cuidado facial completo. ¿Qué significa esto? Que echarte crema solo por las noches no vale. ¡Hidratar bien implica ser constantes! Hazlo con los productos de Age Perfect Golden Age, una línea con extracto de peonía imperial y Calcio B5 que combate el tono apagado y redensifica. Apunta sus imprescindibles:

  • Primer paso: la loción sérum. Una base hidratante que refresca tu rostro y lo prepara para el resto de cuidados.
  • Segundo paso: el contorno de ojos. El de Golden Age te encantará porque ayuda a reactivar la luminosidad de tu mirada —puedes ir despidiéndote de las ojeras persistentes— y le devuelve consistencia a la zona del contorno. Extiéndelo a golpecitos, de dentro hacia afuera.
  • Tercer paso: la crema. Por la mañana, completa tu tratamiento hidratante con la crema de día con SPF 20 que reactiva el tono rosado y favorece la firmeza. Antes de irte a dormir, llega el turno de la Crema de Noche: un cuidado frío que estimula la piel por la noche para que te veas radiante al despertar.
  • El maquillaje también cuenta. Te sorprenderá saberlo pero la base con la que te maquillas también puede contribuir, y mucho, a que tu rostro se mantenga hidratado. Te recomendamos la de Age Perfect Anti-Aging Radiant Foundation con antioxidantes y vitaminas C y E. Su fórmula fluida contiene un 80% de crema hidratante así que embellece y cuida en un mismo paso.

¿Hidratar o nutrir la piel? Ahora ya sabes qué te conviene más y cómo hacerlo bien. ¡Aplica lo aprendido y dale a tu rostro justo lo que necesita!
Saltar the carrusel: Body Care Articles

¿Quieres saber más?

También te podría interesar…

Saltar the carrusel: Full Range

Productos relacionados

También te podría interesar…