¿Todavía no eres ‘follower’ del ‘floating eyeliner’?

¡Pues está solo a un paso de colarse en tu corazón! Te lo contamos todo sobre esta tendencia que va a poner tu mirada por las nubes.

Si se ha colado en los objetivos de muchísimos fotógrafos durante las últimas alfombras rojas, es que ya está muy cerca de colarse en nuestros corazones. Te lo contamos todo sobre el floating eyeliner, la tendencia que va a poner tu mirada por las nubes.

Y cuando decimos por las nubes, lo decimos literal. Y es que el floating eyeliner consiste en llevar la raya del ojo de toda la vida a lo más alto, despegándola de la base de las pestañas para marcar una nueva pista de aterrizaje: la parte superior de los párpados. El resultado es una nueva —o, mejor dicho, renovada— forma de utilizar el eyeliner que nos ha enamorado al vuelo. ¡A nosotros y a más de una celeb!


UN MAQUILLAJE CON ALTURA DE MIRAS

Si verlo en las alfombras rojas de los eventos más top no es suficiente para tu intrépida personalidad, te damos más razones para que te subas a la onda del floating eyeliner.

 Su reputación le precede 


Huele a nuevo pero la exitosa carrera del floating eyeliner viene de lejos. Su precursora fue nada más y nada menos que uno de los iconos beauty de los años 60: la extravagante Twiggy. Ella lo convirtió en uno de sus rasgos característicos y, unas cuantas décadas después, las estrellas del otro lado del charco —y del nuestro— lo han devuelto al trono de los maquillajes de ojos —con permiso del cat eye. Eso sí, con otros códigos.

 Cuestión de práctica 


Cuando se trata de maquillaje, a la primera no suele ir la vencida y esta técnica no es una excepción. Pero, a base de probar y probar, terminará saliéndote.

El mecanismo básico es el siguiente: entrena tu pulso de cirujana y dibuja una línea horizontal —más o menos recta según el efecto que quieras crear y la forma de tus ojos— justo por encima del pliegue del párpado móvil. Después, marca la zona del lagrimal para dar una sensación de equilibrio. ¿Acaso existe un modo más sutil de lucir una mirada profunda?

 Para gustos, los ‘floating’ 


¡Tú decides la intensidad de tu floating eyeliner! Para un resultado discreto, dibuja una delgada línea con un delineador que tenga una punta fina como Superliner Perfect Slim de L’Oréal Paris.

Pero, si te apetece subir la potencia o personalizarlo a tu estilo, traza una raya más gruesa en negro con Superliner Tattoo Signature, prueba distintas longitudes o pásate directamente a los eyeliners de colores. ¡Quién dijo límites!

 Un golpe de efecto 


Si con este último argumento no te lanzas al espejo a practicar, ya te damos por perdida. ¡Atenta! El floating eyeliner, además de dar profundidad, también funciona para agrandar los ojos. No te cortes al dibujar la raya y estírala de manera que sobresalga por debajo de tus cejas. Después, sigue el truco de Twiggy y carga las pestañas inferiores con varias capas de máscara. Te sugerimos Paradise Extatic de L’Oréal Paris para conseguir un volumen y una longitud espectacular.

¡Ah! Y una última razón. Desde ya puedes probarte en directo qué trazo te queda mejor con la nueva herramienta de maquillaje virtual de L'Oréal Paris.
¿Lista para mirar a cámara y posar? Pincha sobre las fichas de producto que tienes debajo y manifiéstate como una auténtica cazatendencias.
Saltar the carrusel: Full Range

Productos relacionados

También te podría interesar…