Glowing skin' y que el brillo te acompañe estas fiestas

Un rostro extranatural lleno de luz, un toque irisado en el pómulo, unos labios jugosísimos... ¿Adivinas de qué tendencia de maquillaje hablamos?

No lo puedes negar; en Navidad te gusta que te miren más que al árbol. Que si un rostro extranatural lleno de luz, que si un toque irisado en el pómulo, que si unos labios de lo más jugosos… Si lo que quieres es brillar, pásate a la tendencia glowing skin y deslumbra.


CÓMO CONSEGUIR UNA PIEL RADIANTE

Que el maquillaje natural y resplandeciente es tendencia es tan cierto como que en 2020 vas a cumplir todos tus propósitos. Bueno, quizá un poquito más… Y es que una glowing skin no se trata de que tu cara se asemeje al papel de aluminio, ni tampoco que parezca de cera. Más bien tiene que ver con potenciar el brillo natural de la piel, consiguiendo un acabado jugoso, bastante perfecto y saludable. ¡Muy atenta a nuestros tips!

 1. Fondo de maquillaje invisible 


¿Te acuerdas de la supertendencia no makeup makeup? Pues ese es tu objetivo; y si has probado el fondo de maquillaje Accord Parfait de L’Oréal Paris sabrás perfectamente de lo que te estamos hablando —y más ahora que su fórmula está infusionada con ácido hialurónico—. El secreto de una piel luminosa no es una base con cobertura total, sino un maquillaje que cubra las imperfecciones, hidrate, unifique el tono y se mimetice con tu piel. Importantísimo, antes de aplicar el fondo es fundamental que hayas limpiado tu rostro en profundidad (exfoliación incluida). Este paso resulta indispensable si buscas un acabado pulcro y pulido.

 2. Ligeros rayos de sol en tu tez 


Que estemos en invierno no quiere decir que tengamos que conformarnos con una piel opaca y apagada. ¡Nada de eso! Te prometemos que se puede potenciar su luminosidad aún cuando hace mal tiempo. ¿El secreto? Un toquecito muy pero que muy sutil de los polvos bronceadores Glam Bronze La Terra en zonas estratégicas: frente, pómulos y puente de la nariz.

 3. Rubor en las mejillas 


No hay mejor atajo para presumir de buena cara que tirar de colorete; y si lo haces apostando por un tono con brillos irisados, el resultado no puede ser más favorecedor. Pero, como con los polvos bronceadores, todo en su justa medida. ¿Todavía no has probado Chérie on the Cake?

 4. No sin el iluminador 


Ya lo dice Rosalía: “Estoy brillando con highlighter, no lo ves…”. Pues tendremos que hacer lo mismo porque esta pequeña joya del maquillaje se ha vuelto imprescindible en cualquier beauty look. Aplica las gotas iluminadoras Wake Up & Glow de L’Oréal Paris con tus propios dedos sobre la parte alta del pómulo, en la punta de la nariz y en el arco de Cupido, siempre con suma precisión.

 5. Labios jugosos y supernaturales 


Y para terminar (redoble de tambores)… unos labios como si te los acabaras de morder y humedecer. Fundamental el acabado glossy. Opta por un tono que realce el color y les aporte ese brillo tan apetecible. Los labiales hidratantes Color Riche Shine serán tu best choice.

Al final, un maquillaje glowing skin es como una receta de repostería: muchos ingredientes pero todos en su justa medida. Antes de irte, una última recomendación: 8 vasos de agua al día ¡como poco! Glup, glup…
Saltar the carrusel: Full Range

Productos relacionados

También te podría interesar…