Siempre que puedas date una masaje capilar. Solo necesitas tus manos y el champú que mejor se adapte a tus necesidades de todas las gamas Elvive de L’Oréal Paris.

Masaje capilar: un superhábito cargado de beneficios

Tan placentero y relajante como te imaginas, este gran olvidado de nuestras rutina —¿¿¿por qué???— aporta beneficios reales a tu melena y a tu salud mental, que de esta última siempre nos olvidamos. Y es que, entre otras propiedades, el masaje capilar exfolia suavemente, activa la microcirculación y potencia la acción del champú. Vamos, que si hoy no te tocaba pelo “reagenda” porque tienes que probarlo ya.

PRINCIPALES BENEFICIOS DE UN MASAJE CAPILAR

En este caso, las apariencias no engañan o, lo que es lo mismo, suena bien y resulta mejor. Te listamos todas sus ventajas:

  • Es un acto de autocuidado que eleva nuestra autoestima y la percepción que tenemos de nosotras mismas. En resumen: a diario casi no nos destinamos tiempo y el poco que nos reservamos, suma y mucho.
  • Relaja no solo la zona donde es aplicado sino todo el cuerpo, aportando una sensación general de bienestar muy agradable. De hecho, posee un efecto sedante que reduce el estrés y la ansiedad —¿cuándo empezamos?—. Además, libera endorfinas y serotonina, por lo que te pondrá de mejor humor. 
Los beneficios de un masaje capilar no son solo físicos (y visibles) sino también emocionales. Elige el champú que mejor te vaya de todas las gamas Elvive de L’Oréal Paris y hazlo trabajar a pleno rendimiento.
  • Favorece la vasodilatación, reduciendo dolores de cabeza, tensión muscular y fatiga visual.
  • Activa la microcirculación de los capilares, provocando que la sangre transporte mejor los nutrientes a los folículos pilosos. Esto, unido a la reducción del estrés que te comentábamos, puede ser beneficioso si sufres problemas de caída o fragilidad.
  • La suave fricción, por su parte, elimina las células muertas y el exceso de sebo que puede taponar los folículos. 
  • Además, ejerce una especie de efecto drenante que ayuda a eliminar las toxinas con mayor facilidad.
  • Al realizar el masaje capilar con tu champú habitual, estarás optimizando su actuación. Ten en cuenta que a veces, consecuencia de las prisas, el contacto de la fórmula con tu cuero cabelludo y con tu pelo es puramente anecdótico. De hecho, el método y la duración del mismo —unos 5 minutos aproximadamente— puede maximizar la acción de la formula (mayor tiempo de actuación, mayor penetración, etc.). Pero hay otra cosa que es igual de importante: elegir un cuidado que atienda directamente a las necesidades específicas de tu melena. Y de verdad creemos que dentro de todas las gamas Elvive de L’Oréal Paris lo vas a encontrar: 
        -  Reparación: gracias al concentrado con Keratina XS de Elvive Total Repair 5.
        -  Protección del color: con la fórmula enriquecida con filtro UV de Elvive Color Vive.
        -  Especial pelo largo: Elvive Dream Long.
        -  Fortaleza y protección frente a la caída por rotura: Elvive Full Resist.
        -  Brillo: Elvive Aceite Extraordinario.
        -  Matización anti-reflejos indeseados: de la mano de los pigmentos violeta de Elvive Color Vive Violeta.
        -  Hidratación: con la nueva gama Elvive Hidra [Hialurónico] de L’Oréal Paris.

Solo tienes que prestar atención a tu melena, observarla y escucharla para acertar.

PASO A PASO PARA UN MASAJE DE CUERO CABELLUDO EN CASA

En un masaje capilar hay dos grandes protagonistas: el champú y tus manos. Aclarado lo cual —nunca mejor dicho—, vayamos por partes:

1. Humedece todo tu cabello de la raíz a las puntas con agua tibia y sobre la palma aplícate la cantidad de champú que vayas a trasladar a tu cabeza. En este caso, te recomendamos al menos dos nueces.
2. Con las yemas de los dedos, y comenzando desde la nuca hacia la coronilla, desplaza el cuero cabelludo arriba y abajo. De esta manera, comenzarás a relajarlo. Realiza unos 12 movimientos hasta que llegues a tu frente.
3. Siguiendo con las yemas, es el turno de los movimientos circulares que deberás realizar por toda la superficie ejerciendo cierta presión (insistimos en lo de cierta). Es la parte clave del masaje de cuero cabelludo, así que cero prisas. Y una cosa interesante: aquí te darás cuenta de que el champú donde tiene que actuar realmente es sobre el cuero cabelludo y la raíz. Los medios y los largos se limpiarán solos durante el proceso y luego recibirán el apoyo pertinente  (nutrición e hidratación) del acondicionador y de la mascarilla.

Acude al champú de la gama Elvive de L’Oréal Paris que más de ajuste a ti y realiza con él un masaje capilar en profundidad. ¡Doble beneficio para ti y para tu pelo!
4. Ahora, desplázate hacia las sienes y concéntrate en ellas para seguir dibujando círculos un minuto más.
5. Los lóbulos de las orejas serán los siguientes en disfrutar de las presiones circulares sobre todo con índice y pulgar. 
6. Con las palmas de las manos, presiona también la frente y la nuca simultáneamente unas 10 veces, para luego repetir el gesto en los laterales de la cabeza. Siempre con movimientos suaves y conscientes. De hecho, puedes acompasar tu respiración con las presiones para maximizar el efecto relajante de tu masaje capilar. 
7. Vuelve a la nuca a realizar movimientos circulares que descenderán por el cuello hasta llegar a los trapecios, masajeándolos también. Chequea que tus hombros estén rectos y hacia abajo.
8. Toca aclarar en profundidad con agua tibia y seguir con tu rutina de lavado. Es el turno del acondicionador y de la mascarilla.

Por cierto, la frecuencia ideal de este masaje es dos veces por semana. ¡Ah! Y si haces pre-poo con un aceite capilar, puedes realizar el masaje completo en ese momento y repetir los movimientos circulares cuando apliques el champú para asegurarte de que lo retiras correctamente. 

Ignoramos completamente por qué motivo el masaje capilar no se ha implantado como un must de nuestras rutinas de lavado; pero nuestra esperanza es que sabiendo lo que ya sabes sobre él y siempre que tengas tiempo… ¡te lo dediques!