Cerrar
Current site: website_MasterES
Database: web
Content start path: /sitecore/content/MasterES
Home node: /sitecore/content/MasterES/home
Language: Spanish (Spain, International Sort) : Español (España, alfabetización internacional)
Index : masteres_web_index
InstanceInfo configuration: Complete
InstanceInfo site: Complete;
ESTO ES LO QUE TIENES QUE HACER PARA LUCIR UNA PIEL DE PORCELANA —CASI— PERFECTA

ESTO ES LO QUE TIENES QUE HACER PARA LUCIR UNA PIEL DE PORCELANA —CASI— PERFECTA

Radiante, sin imperfecciones ni brillos y con un acabado natural. Así es la piel de porcelana que siempre has deseado y que, por fin, puedes conseguir. Pon en práctica estos sencillos gestos y ¡deja de mirar a tus viejas muñecas con envidia!

Antes de nada, seamos claras: siempre vas a estar en peligro de que te salga un grano, ya convives con alguna que otra línea de expresión y no solo te levantas con mala cara los lunes. ¡Es ley de vida! Pero, que seas humana no significa que tengas que renunciar a lucir un cutis perfectamente imperfecto. Por eso, te proponemos un plan realista pero efectivo con el que conseguirás la deseada piel de porcelana tengas la edad que tengas. Te avisamos: no sueñes con el cutis de tus muñecas de la infancia, ¡el tuyo será mejor!


CÓMO TENER LA PIEL DE PORCELANA QUE DESEAS

Si la glass skin promovía un cutis luminoso, con efecto wet y sin poros a la vista, la tendencia de la piel de porcelana se basa en un rostro con acabado mate, opaco, donde las imperfecciones y los brillos no tienen cabida. Y la pregunta del millón es: ¿cómo tener una piel de porcelana aún siendo humana? ¡Con este sencillo paso a paso!

 1. Sin limpieza no hay gloria 


Una buena limpieza a fondo es tu mejor seguro contra los puntos negros, la piel apagada o las imperfecciones. Y, para dejar atrás estos 3 grandes obstáculos y seguir en el camino hacia un cutis casi perfecto, la clave está en desmaquillarse todas las noches —sin excepciones, que nos conocemos— y utilizar las mascarillas para la cara y los exfoliantes con constancia. ¡Verás qué gustazo acariciar tu piel después de retirártelas!


 2. Hidratación, siempre 


Una vez tienes la piel limpia, es el momento de hidratarla con el sérum y la crema hidratante. ¿Que te cuesta este paso porque no te gusta sentir la piel pringosa? Prueba la fórmula fundente inspirada en los cosméticos asiáticos de Hydra Genius de L’Oréal Paris, un hidratante líquido concentrado que se absorbe rápidamente. ¡Ya no hay excusa!


 3. Momento maquillaje 


Seguro que piensas que una piel de porcelana solo se alcanza con una capa más que potente de maquillaje, ¿verdad? Pues es justamente lo contrario: lucir una piel que roce la perfección no se basa en el exceso sino en la naturalidad. Por ello, te recomendamos el Fondo de maquillaje Accord Parfait de L’Oréal Paris.


Entre sus 28 tonos está el que calca el tuyo natural y que te proporcionará un acabado uniforme, adaptado a tus matices y sin rastro de brillos. En otras palabras: un maquillaje de día con el que te sentirás tú misma —y no como si llevarás una máscara de porcelana—.

Combina este paso a paso con buenos hábitos que influyen en tu piel —sí, nos referimos a que duermas más y comas mejor— y tu rostro superará todas tus expectativas.

Ver más Cuidados

Usa estos productos

Consigue una piel de porcelana casi perfecta

AÑADIR A FAVORITOS
AÑADIR A FAVORITOS
AÑADIR A FAVORITOS

#message

Más información