Cada cuánto cortarse el pelo y otras dudas recurrentes a la hora de sanearlo

Tirar de tijera para sanear el pelo es inevitable pero, ¿y si pudieras retrasar las visitas a la peluquería? ¡Salva tus puntas mientras puedas!

¿Te creíste eso de que el cabello crece según las fases de la luna o que lo tendrás más largo si te cortas muy a menudo las puntas? Pues tenemos malas noticias: te han tomado (un poquito) el pelo. Sacúdete bien los mitos y descubre cuándo y cada cuánto cortarte el pelo para que se vea sano como un roble.


SANEAR EL PELO… ¿SOLO VÍA TIJERA?

Ya te adelantamos que no, que hay otras formas de reparar las puntas abiertas, aunque dejarte caer por la peluquería de vez en cuando no está de más. ¿Eres superorganizada y quieres saber desde ya cada cuánto cortarte el pelo? ¡Saca el calendario y anota!

 ¿Qué señales indican que tu cabello necesita un corte? 


Hay varias y la mayoría ya las conoces de sobra pero te hacemos un repaso para que estés alerta cuando se manifiesten: puntas abiertas, sequedad, aspecto dañado o apagado… incluso puede ser que experimentes cierta dificultad para peinarlo —por ejemplo, si llevas un corte shag a capas y estas han crecido tanto que tu melena ya no tiene forma—. Unas ganas irreprimibles de cambiar de look también son un buen motivo para recurrir a la tijera.

 ¿Cada cuánto hay que cortarse el pelo para sanearlo? 


Para mantener un corte concreto y que no se deforme —si dejas que tu blunt bob alcance los hombros ya no será un blunt bob—, lo recomendable es visitar la peluquería cada tres meses. Ahora bien, si tienes el pelo largo y lo cuidas con mimo y esmero, con retocar las puntas dos veces al año puede ser suficiente.

 ¿Cuándo cortarlo, antes o después de las vacaciones? 


Seguro que sueles hacerlo justo al volver del retiro vacacional, quizá porque tiendes a pensar que, ya que se va a dañar con el cloro y el sol, siempre puedes repararlo a la vuelta; sin embargo, esta práctica es nefasta para tu melena. Lo ideal es mantenerla sana y bonita antes, durante y después del verano.

En junio y septiembre, ya sabes, un cortecillo leve hace milagros; y, entre medias, usa una gama de productos destinada a reconstruir los largos como Elvive Dream Long de L’Oréal Paris. El champú y el acondicionador son la base para proteger de los distintos daños, pero no te quedes aquí: si le das un uso semanal a la mascarilla S.O.S tu cabello se verá como recién cortado. Y ya si empiezas septiembre usando un tratamiento térmico reconstructor como Hot Mask, no te quepa duda de que volverás al trabajo con buena cara y mejor pelo.

 ¿Cuánto hay que cortar? 


Y enfatizamos el “hay que” porque sabemos que lo haces porque no te queda otro remedio. Si te pones tensa cuando la tijera empieza a rozar las puntas, interioriza esto: entre 3 y 5 centímetros es el mínimo para sanear el pelo y no tener que volver al mes siguiente. Que sí, que parece un mundo, pero realmente lo vas a recuperar enseguida. No obstante, con la Crema Stop Tijeras de Elvive Dream Long puedes espaciar esos recortes y conservar tus preciados 3 centímetros durante más tiempo. Aplícala sin necesidad de aclarado y en un simple gesto estarás sellando las puntas, protegiendo frente a la rotura y el calor, facilitando el peinado y aportando brillo.
 
Ahora que sabes cada cuánto cortarte el pelo y cómo cuidarlo para retrasar ese momento, mantener a punto tu melenón te va a resultar sencillísimo. ¡No pierdas ni un centímetro si puedes evitarlo!
Saltar the carrusel: Body Care Articles

¿Quieres saber más?

También te podría interesar…

Saltar the carrusel: Full Range

Productos relacionados

También te podría interesar…