Rubio cobrizo o cómo salirte de lo ‘mainstream’ y acertar

Escurridizo frente a símiles, comparaciones y adjetivos —asúmelo cuanto antes: es un tono difícil de describir—, el rubio cobrizo se manifiesta cálido y muy capaz de iluminar rostros y realzar texturas de cabellos. Su doble nacionalidad rubio-pelirrojo le confiere el encanto de lo exótico y los que entienden dicen que no hay uno igual al otro. Que, ¿te apetece un cambio de aires real?

‘ZOOM’ AL RUBIO COBRIZO

¿Cómo es exactamente el rubio cobrizo?

A medio camino entre el rubio dorado y el pelirrojo se caracteriza —como te adelantábamos arriba— por la calidez de sus reflejos, por su naturalidad y por su luz. Relativamente versátil, puede adaptarse también a bases oscuras. Y, por último, está de moda no, lo siguiente. Vamos, que ha sido uno de los reyes de la coloración de este 2021.

¿Qué versiones son las que más se llevan?

Sobre que es un color de pelo bonito de por sí, no nos cabe ninguna duda. Pero a eso hay que sumarle que tiene algunas variaciones muy pero que muy top que son para no perder de vista. A continuación, te mencionamos las que estamos viendo más:

  • Rubio cobrizo dorado o ‘copper blonde’
    Interpretación muy melosa del color cobre que se aleja bastante del rojo y se aprecia entre dorada y canela bajo el sol. No serás ni rubia ni pelirroja, sino la chica del pelo color caramelo anaranjado. Consíguelo con el tono 7.43 de la gama Excellence de L’Oréal Paris y disfruta de los beneficio de un tinte permanente y de una fórmula respetuosa con tu color, cuero cabelludo y cabello.
Si la versión del rubio cobrizo que más te gusta es el copper blonde, no lo dudes y acude al tono 7.43 de la gama Excellence Creme de L’Oréal Paris para conseguirlo.
  • Rubio cobrizo claro o ‘peach blonde’
    Con visibles reminiscencias del strawberry blonde y del coral blonde, estás ante un rubio cobrizo más suave y más relajado. Su tono anaranjado se mezcla con matices vainilla para un acabado más cremoso, más pastel o, según lo que prefieras, más brillante. Si te gusta especialmente esta segunda vena, prueba con el tono 834 Rubio Ámbar de la línea Casting Crème Gloss o con el mismo 700 Rubio, y haz tus primeros pinitos con este baño de color sin amoniaco. ¿Te lo quieres probar en directo? Pues solo tienes que “clicar” en cualquiera de las fichas de producto de debajo, activar tu cámara y posar. La prueba del algodón, vaya.
El rubio cobrizo claro puede ser más vainilla pastel o más vibrante. Si prefieres la segunda opción, confía en el baño de color 834 Rubio Ámbar de la gama Casting Crème Gloss de L’Oréal Paris o en el tono 700 Rubio.
  • Rubio cobrizo claro con mechas
    Este tono de cabello trae de serie muchos matices de color que se realzan con la luz. Eso sí, añadiéndole unas mechas balayage doradas al rubio cobrizo, estarás amplificando —no te imaginas cuánto— la profundidad de tu melena y destacando su forma (capas, ondulaciones, rizos, etc.). A nosotras nos encanta el match entre la base 6.41 Avellana y el tono 7.3 Rubio Dorado, ambos de Excellence Creme.
El rubio cobrizo claro con mechas es una alternativa brutal para iluminar tu mirada. Con los tonos 6.41 Avellana y 7.3 Rubio Dorado de la gama Excellence Creme de L’Oréal Paris darás con una combinación ideal.

¿A qué colores de piel y de ojos sienta mejor?

Puede que sea la tercera vez que te lo decimos en este mismo post, pero el rubio cobrizo es un color eminentemente cálido, por lo que funciona muy bien con subtonos de piel neutros o cálidos —valga la redundancia—, sobre todo si son claros, ya que los enciende muchísimo.  

En cuanto a miradas, potencia la claridad de los ojos miel y contrasta a la perfección con verdes y azules. Tiene sentido porque el color complementario del azul es el naranja. Gracias a su multitonalidad, la verdad es que es un color de pelo que favorece a muchas. ¡Otro plus para la lista!

¿Cómo puedes mantenerlo lo más bonito posible?

Los tintes con pigmentos rojizos y anaranjados tienen más tendencia a perder intensidad con el paso del tiempo. Y más si han tenido que pasar por un proceso de decoloración que ya sabes que puede resultar más agresivo para el cuero cabelludo y la fibra capilar. Por ello, es recomendable que si finalmente te decantas por el rubio cobrizo —fingers crossed!— realices tu rutina de lavado con una gama de cuidado específica como Elvive Color Vive de L’Oréal Paris: 

  • El champú está formulado con filtros UV para proteger el cabello de las agresiones externas.
  • El acondicionador (aplícatelo siempre que uses el champú) contiene aceite protector para nutrir el cabello y prolongar el color.
  • La mascarilla (utilízala una vez a la semana después del acondicionador) es perfecta para fijar los pigmentos y multiplicar por 5 el brillo de tu pelo teñido en solo tres minutos. 
  • Y, por supuesto, siempre que quieras, apóyate en el Aceite Extraordinario Universal de L’Oréal Paris para mantener ese brillo que tanto estamos repitiendo y que es tan propio de esta coloración. Recuerda: siempre de medios a puntas.

¿De todo lo que te hemos contado sabes qué es lo mejor del pelo rubio cobrizo? Que se sale de lo habitual y que desprende tendencia y personalidad. Un buen acompañante para el nuevo año, desde luego.