Guía completa para cuidar tu pelo teñido en casa (y con nota)

A estas alturas de tu vida seguro que sabes que un pelo de estas características requiere unas atenciones especiales si quieres que esté “sano y salvo”. Y si no eras consciente, desde ahora sí. ¿Qué tal un manual con los mejores consejos para cuidar tu pelo teñido nivel experta?

Desde el tipo de champú que más te conviene hasta algunos productos que no te pueden faltar. Con esta lista por fin vas a poner metros de distancia entre los reflejos amarillentos, la sequedad, la aspereza, la opacidad… y tu melena.

MANUAL ESPECIAL: ¿CÓMO SE CUIDA UN CABELLO TEÑIDO?

Encontrar el color perfecto es casi tan importante como saber mantenerlo a posteriori. Lo primero lo dejamos en tus manos —nunca mejor dicho si te tiñes el pelo en casa—, aunque si vas detrás de una coloración permanente nosotras ni lo dudábamos: Excellence de L’Oréal Paris en cualquiera de sus versiones. Te ofrecerá una coloración superrespetuosa, una cobertura total y un triple cuidado.

Y para lo segundo; sí que te echamos una de las nuestras. Recuerda: si acudes a una línea de calidad, el peligro para tu melena no es el tinte, es que no vigiles tu cabello antes y después. No olvides que cuando te tiñes estás abriendo las cutículas para que penetren los pigmentos de color y es fundamental que las vuelvas a sellar completamente —y aquí entra el cuidado— si no quieres que la fibra se debilite.

1. Lávalo con un champú adecuado

Cambiar tu tono de pelo supone actualizar el estante de la ducha por completo así que, antes de atorarte, empieza por el champú. ¿Requisitos de tu nueva adquisión? Dos: debe proporcionarte un lavado suave y proteger tu color. El de Elvive Color Vive de L’Oréal Paris, por ejemplo, te garantiza ambas cosas y, además, contiene un filtro nutritivo UV para evitar que los rayos ultravioleta alteren tu tonalidad.

2. Matiza una vez a la semana

Nos dan “brotes” cuando, pasados unos días de la coloración, de repente descubrimos algunos mechones tornándose amarillentos o anaranjados. Pues una de las maneras de evitar que a ti te dé un “paro” y a tu melena otro es matizando el cabello. ¿Cómo? Con el Champú Violeta Matizador Elvive Color Vive. Sus pigmentos violetas neutralizan los tonos indeseados, consecuencia de la oxidación, mientras limpian con suavidad. Úsalo una vez a la semana dejándolo reposar 1 minuto si tienes el cabello muy decolorado, 3 si eres rubia y entre 5 y 10 si llevas un castaño con mechas. Después, aclara con abundante agua tibia y listo.

3. Nútrelo con una mascarilla

Uno de los retos de un cabello recién coloreado es mantener la hidratación y la nutrición de la hebra para que esta permanezca fuerte y, para esto, no hay nada como las mascarillas. Te recomendamos este planning: a principios de semana (pongamos un lunes) déjate puesta la de Color Vive para cabellos teñidos durante al menos un par de horas y, el día que hayas reservado para el champú violeta (podría ser el viernes antes del “finde”), completa esa acción matizadora con la Mascarilla Intensiva Violeta. Con dos días será suficiente y estarás frenando la sequedad.
La Mascarilla Intensiva Violeta de Elvive Color Vive de L’Oréal Paris te ayudará a cuidar tu pelo teñido, matizando los tonos indeseados.

4. Protégelo del calor y otros agentes externos

Haz de los pañuelos, los gorros y los protectores térmicos tus amigos inseparables. Evitarán que el sol, el cloro o la temperatura de las plancha resequen tu pelo —ahora que la fibra está más abierta y vulnerable— o alteren tu color. El Sérum Stop Frizz de L’Oréal Paris aguanta hasta 230º C. Aplícatelo de medios a puntas y respira.
Si quieres cuidar tu cabello teñido es imprescindible que, cada vez que vayas a echar mano a una herramienta de calor, antes te apliques el Sérum Stop Frizz de L’Oréal Paris. Protege tu melena hasta 230º C.

5. Ten a mano un aceite capilar

Clave para mantener bajo control las siguientes amenazas: opacidad, aspereza y deshidratación. Dos pulsaciones del Aceite Extraordinario Universal —especial cabellos teñidos— serán como un revulsivo para tu melena. No te cortes y utilízalo a diario concentrándote sobre todo en las puntas. Un tip que nos encanta es que te lo apliques antes de irte a dormir, que envuelvas tu cabello en papel filme transparente y que lo dejes actuar toda la noche.
Para cuidar el pelo teñido y darle brillo y nutrición, aplica unas gotas del Elvive Aceite Extraordinario para cabellos teñidos de L’Oréal Paris.

6. Retrasa el tinte (pero no el corte de puntas)

Intenta esperar de 6 a 8 semanas entre coloración y coloración y, si puedes, retócate solo las raíces después de la primera sesión. Por el contrario, pasa por la peluquería cada dos meses para sanear las puntas. Necesitamos que tu pelo esté lo más fuerte y compacto posible. 

Ya lo ves: si dedicas unos minutos al día a cuidar tu pelo teñido, él te devolverá el favor durante semanas. No parece un mal trato, ¿a que no?