¿Sabes cómo detectar y combatir el estrés en tu piel?

Sí, pueden salir granos en la cara por el estrés. También arrugas prematuras. ¡Toma medidas y haz que tu rostro viva tranquilo!

Si tu agenda echa humo y vives en una carrera de obstáculos constante, es más que probable que tengas signos de estrés en la piel. Rojeces, granos, deshidratación e incluso envejecimiento prematuro son algunas de sus consecuencias. Pero no sufras; con estos tips tienes margen de maniobra.


4 PROBLEMAS EN LA PIEL POR EL ESTRÉS

¿El acné ha vuelto? ¿Notas que tu cutis reacciona a la mínima? Puede que tu cuerpo te esté mandado una señal. Analizamos los mensajes que el sistema nervioso le manda a tu cutis para que bajes el ritmo, al menos en tu piel.

 Otra vez con acné 


Si pensabas que superar la adolescencia significaba despedirse del acné para siempre, lamentamos llevarte la contraria. Ir a contrarreloj hace que el sistema hormonal se desequilibre, de forma que puede llegar a producir más grasa. Ya te imaginas el indeseable desenlace que tiene este fenómeno: una posible erupción de granos en tu cara por estrés.

#Tip 1: Respira hondo. Cuando sientas que te falta el aire (del lío que tienes en el trabajo), páralo todo un par de minutos. Cierra los ojos y, poniendo atención en tu respiración, cuenta hasta diez varias veces. Este reseteo exprés te ayudará a seguir con la tarea. A mayores, recuerda exfoliar tu piel al menos una vez por semana para deshacerte de las células muertas y oxigenarla.

 Adiós a la luminosidad e hidratación 


Además de los granos, vivir en un estado de alerta permanente deja también otras huellas en el cutis. La falta de luminosidad e hidratación, por ejemplo. Al liberar adrenalina constantemente, los vasos sanguíneos cutáneos se estrechan, la circulación se ralentiza y el rostro se apaga. Conclusión: el efecto jugoso y sonrosado de los rostros saludables se pierde de un plumazo.

#Tip 2: Hidrata por lo sano. Hazle una cura de hidratación a tu piel durante siete días con el tratamiento de ampollas con ácido hialurónico de Revitalift Filler de L’Oréal Paris. Gracias a su formato monodosis, podrás darle de beber a las seis zonas claves de tu rostro estés donde estés. Al terminar la última ampolla, tu cara estará más fresca, jugosa y rellena. ¡Ni rastro del estrés!

 Envejecimiento prematuro 


El cortisol es una de las hormonas que desencadena problemas en la piel por estrés. Cuando se produce de forma continuada, el colágeno y la elastina, (responsables de un rostro joven) sufren. De ahí que las líneas de expresión se acentúen y aparezcan las arrugas antes de tiempo.

#Tip 3: Un poquito de ejercicio. ¿Has pensado en cambiar los cócteles del viernes noche por una sesión de gimnasia facial el sábado por la mañana? Los ejercicios que propone esta técnica impulsan la circulación sanguínea de la zona y, gracias a ello, la elasticidad del rostro. Como recompensa, ejercitarás tu piel y la mantendrás en forma. Siempre que seas constante, claro.

 Piel irritada y reactiva 


Vivir bajo la dictadura del estrés hace que se rompa el equilibrio hormonal y el sistema inmunológico se debilite, también el de la piel. De hecho, puede que tu rostro se sienta agredido por cuestiones por las que antes ni se inmutaba. Dale la bienvenida al picor, las rojeces o las alergias porque serán las nuevas compañeras de viaje si no haces nada al respecto.

#Tip 4: Aprende a delegar (y a disfrutar). Si tienes que echarle alguna hora de más al trabajo, pide ayuda y procura dedicar un ratito extra a tus amigas todas las semanas. Está demostrado que pasarlo bien tiene “efecto buena cara”. Además, delega el cuidado de tu piel en una rutina facial completa con su sérum, su contorno y su crema. Es el mejor seguro para evitar que tu cutis se rebele.

Demostrado: el estrés en la piel no interesa para nada así que activa el modo zen y pon tu granito de arena para que tu rostro viva tranquilo.
Saltar the carrusel: Body Care Articles

¿Quieres saber más?

También te podría interesar…

Saltar the carrusel: Full Range

Productos relacionados

También te podría interesar…