Cerrar
Current site: website_MasterES
Database: web
Content start path: /sitecore/content/MasterES
Home node: /sitecore/content/MasterES/home
Language: Spanish (Spain, International Sort) : Español (España, alfabetización internacional)
Index : masteres_web_index
InstanceInfo configuration: Complete
InstanceInfo site: Complete;
¿TE PREOCUPA LA CAÍDA DEL CABELLO? ESTO ES LO QUE PUEDES HACER

¿TE PREOCUPA LA CAÍDA DEL CABELLO? ESTO ES LO QUE PUEDES HACER

Los cambios de estación, el estrés o tus propios hábitos pueden provocar que la caída del cabello se sitúe directamente en lo más alto de tus preocupaciones. Cuando esto pasa, tienes dos opciones: esperar a que vengan tiempos mejores —nada recomendable— o empezar un plan de ataque para fortalecer la fibra capilar. ¿Con cuál te quedas?

Hay determinadas épocas en las que, mires donde mires, hay un par de pelos amenazantes: en la almohada, en la mesa del trabajo, en tu camiseta blanca impoluta… por no hablar de lo que se queda en tu cepillo al salir de la ducha. Pero, ¿crees que te pasa solo a ti? ¡Para nada! La caída del pelo en otoño (sobre todo) es mucho más común de lo que imaginas y suele tratarse de un problema puntual. ¿Quieres saber a qué podría deberse? Te damos algunas pistas.


CAUSAS DE LA CAÍDA DEL CABELLO EN OTOÑO

Puede que te caiga también en primavera o verano —los cambios de estación son dramáticos en términos capilares— pero, por lo general, con la entrada del otoño lo notamos especialmente. Y es que una cosa es recoger un par de pelos del suelo todos los días y otra sentir que, de repente, tu cabellera va perdiendo densidad y se vuelve más frágil. Si estás en esta última fase, lo primero que tienes que saber es que puede deberse a múltiples causas. Aquí van algunas de las más comunes:

  • Cambios hormonales (embarazo, anticonceptivos, etc).
  • Agentes externos como la contaminación o el cloro, que pueden dañar y debilitar la fibra.
  • Nutrición deficiente —date por aludida si el médico te ha dicho que tienes anemia—.
  • Episodios de estrés que puedan afectar al sistema nervioso o transiciones estacionales. 
  • Tratamientos capilares agresivos como las decoloraciones —sobre todo si te sometes a varias en poco tiempo—.
  • Cuero cabelludo poco sano.
  • Alopecia. Puede ser un factor a tener en cuenta si notas que con el tiempo has ido perdiendo densidad capilar aunque suele afectar más a los hombres que a las mujeres.
  • Fibra capilar frágil o con tendencia a romperse fácilmente por cuestiones genéticas o circunstanciales. 


SE ME CAE EL PELO… ¿QUÉ PUEDO HACER?

Antes de nada y para descartar, consúltalo con un especialista; ahora bien, si te confirma que no hay motivo para alarmarse, tampoco te quedes de brazos cruzados. Cambia tus hábitos y sigue estos consejos para hacer frente a la caída del cabello. ¡Objetivo: cepillo despejado!

  • Utiliza una gama capilar fortificante. ¿Aún no conoces Elvive Full Resist de L’Oréal Paris? Esta línea de cuidados contiene 3 grandes activos que harán que tu cuero cabelludo esté sano y que tu cabello crezca más resistente que nunca. Apunta: arginina —que estimula el crecimiento—, biotina —fundamental para reforzar la fibra capilar— y vitamina B5 —para potenciar la producción de queratina—. Usa con frecuencia el champú, el acondicionador y la mascarilla y verás cómo notas el cambio.   

    Prueba la gama Elvive Full Resist de L’Oréal Paris que contiene arginina, biotina y vitamina B5 para evitar la caída del cabello.
  • Sigue una dieta equilibrada rica en vitaminas del grupo B que son las más importantes para conservar la salud del cabello. ¿Dónde encontrarlas? Apunta: la vitamina B1, en el pescado, los pistachos o las espinacas; la B3, en huevos y lácteos; la B5, en el brócoli; la B7, en la levadura de cerveza, el tomate o el arroz integral; y la B9, en las verduras de hoja verde, las legumbres y el aguacate. Y, ya que estamos renovando la dieta, procura evitar las grasas saturadas y los fritos. 
  • Si vas a usar las planchas o el secador, procura aplicar previamente un protector de calor. Eso sí, intenta no abusar de las herramientas térmicas, sobre todo en verano cuando solemos lavarnos más el pelo —que si la playa, la piscina, el calor…— y existe la opción de dejar que se seque al aire libre.
  • Los suplementos capilares a base de vitaminas o minerales como el zinc suelen ser muy beneficiosos en estos casos. También las mascarillas, por su acción intensiva, sobre todo si contienen una alta concentración de arginina como la de Elvive Full Resist. ¡No te saltes este paso!

    La mascarilla fortificante de la gama Elvive Full Resist de L’Oréal Paris te ayudará a hacer frente a la caída del cabello, fortaleciéndolo gracias a su alta concentración de arginina.  
  • A la hora de teñir, decántate —ahora y siempre— por tintes que sean respetuosos con tu pelo. ¿Estás pensando en hacerte rubia platino? Quizás no es el mejor momento porque las decoloraciones pueden debilitarlo y volverlo todavía más quebradizo.
  • No evites el momento champú por miedo a que se te caiga el pelo al estar húmedo. Ten presente que la grasa no contribuye para nada a fortalecerlo. Además, si sueles llevar una coleta o un moño para que no se vea grasoso, podrías castigarlo todavía más. 
  • Termina los lavados con el acondicionador y utiliza un peine de púas anchas. Los tirones no son la solución frente a los enredos, sobre todo si tu pelo tiene tendencia a caerse. Para evitarlos, combina el uso del acondicionador con la nueva Crema a prueba de cepillado de Elvive Full Resist que refuerza y protege frente a la rotura. Como no es necesario aclararla, puedes aplicarla al salir de la ducha, antes de secar o de hacerte un peinado. E importantísimo: el peine, mejor de púas anchas. 

    Con la Crema a prueba de cepillado de Elvive Full Resist de L’Oréal Paris evitarás la caída del cabello después de peinarlo.
  • Huye de los peinados tirantes que le hacen un flaco favor a la fibra capilar frágil. Mejor aparca las gomas y opta por llevar la melena al viento. Para no aburrirte, siempre puedes darle un toque de personalidad con una bandana o una cadena de horquillas.
  • Mete punto muerto en tu día a día y relájate. El estrés no solo afecta a tu estado de ánimo sino también a tu organismo. Por eso, si estás atravesando una mala racha o el trabajo te absorbe más de lo habitual, intenta bajar el ritmo y establecer un orden de prioridades donde la número 1 seas tú. Recuerda que cuando estás bien por dentro, eso se nota por fuera —incluso en tu melena—..

¿Por qué desesperarte por la caída del cabello cuando hay tanto que puedes hacer? Demuéstrale a tu melena que estáis juntas en las buenas y en las malas y dale el empujoncito de fuerza que necesita desde la raíz. ¡Pronto notarás la diferencia!

Ver más en Cuidados