Arrugas por el sol; la exposición solar tiene consecuencias

Nos ha costado —demasiado, de hecho—, pero parece que al final lo hemos interiorizado: el astro rey es el principal factor de envejecimiento de nuestra piel y la fotoprotección la única manera de “hacer sombra” al daño. Ponernos morenas nos favorece a todas pero… ¿a qué precio? Te contamos más sobre las arrugas por el sol y cómo prevenirlas.

¿POR QUÉ SE PRODUCEN LAS ARRUGAS POR EL SOL?

Con esta explicación de la dermatóloga Cristina Eguren lo vas a comprender perfectamente: “La radiación solar aumenta la degradación de colágeno y disminuye su síntesis provocando la aparición de arrugas y flacidez facial. A su vez, también produce alteraciones del melanocito que se traducen en manchas”. 

Ten en cuenta que el responsable de fabricar el colágeno es el fibroblasto y resulta que esta célula también sufre los efectos de los rayos solares que destruyen sus depósitos de colágeno y de elastina; proteínas encargadas de actuar de sostenes de la piel. Dicho lo cual, las zonas más expuestas como el rostro (especialmente contorno de ojos y frente), cuello, escote y dorso de las manos serán las más perjudicadas si no las protegemos convenientemente.

¿CÓMO PODEMOS PREVENIR LAS ARRUGAS POR EL SOL?

Para que te hagas una idea, el 80% del envejecimiento de la piel es consecuencia del sol y de ahí que no paremos de escuchar hablar sobre el fotoenvejecimiento. La Dra. Cristina Eguren lo describe como el envejecimiento cutáneo prematuro y acelerado producido por la exposición a la radiación solar. Y ante esta afirmación de sobra demostrada, solo podemos actuar eficazmente de las siguientes maneras: 

  • Utilizando cremas con factor de protección solar. Es decir, independientemente de que haga frío o esté nublado, siempre que te vaya a dar el aire, tu rutina facial diurna debe terminar con un cuidado facial de, como mínimo, SPF 20. Esta protección será suficiente para un día a día de ciudad durante los meses menos calurosos. Ahora bien, durante el verano o cuando sepas que vas a hacer un plan que implique más exposición solar, siempre deberás acompañar tu cuidado —aunque lleve SPF 50— con una crema específica para el sol. A continuación, te dejamos algunos ejemplos de cremas hidratantes de L’Oréal Paris que incorporan tratamiento + protección:

    - Crema de Día Revitalift Filler [+ Ácido Hialurónico] con SPF 50. Cuidado antiaging que rellena las arrugas y, aplicado de forma constante, devuelve 10 años de volumen a tu piel.

    - Crema de Día Revitalift Laser con SPF 20. Producto antiarrugas que reduce las manchas y renueva la textura del rostro.

    - Crema de Día Revitalift Clásico con SPF 30. Mejora la firmeza y también disminuye las arrugas.

    - Crema de Día Age Perfect Golden Age con SPF 20. Ideal para pieles maduras. Despierta el tono rosado, a la vez que aporta densidad y firmeza.

¿No sabes cuál de las anteriores es más interesante para tu piel? Pues hazte un diagnóstico completo con la herramienta online Skin Genius y, a través de un estudio en profundidad, te recomendará una rutina adaptada a tus necesidades. E insistimos en lo que te decíamos arriba: todas las cremas hidratantes que te hemos presentado serán válidas cuando la exposición no sea muy intensa. Si no, siempre deberás acudir a una crema solar. 

  • Aparte del punto anterior que es el imprescindible, la doctora también aconseja incorporar transformadores como el retinol o los alfa-hidroxiácidos y antioxidantes como la vitamina C.

    - Sérum Noche Retinol Puro Revitalift Laser de L’Oréal Paris. Con una concentración del 0,2% de este ingrediente, posee la capacidad de corregir todo tipo de arrugas, incluso las más profundas. Por lo cual, podría ser clave en tu tratamiento contra las arrugas por el sol. Eso sí, obligatorio que a la mañana siguiente utilices una crema con SPF 20 (como poco) a modo de precaución.
El retinol puede ser un ingrediente muy importante a la hora de tratar cualquier tipo de arruga, incluidas las arrugas por el sol. Incorpora el Sérum Noche Retinol Puro Revitalift Laser de L’Oréal Paris a tu rutina pero, eso sí, a la mañana siguiente utiliza un cuidado o una crema con SPF.
  • Limitando el tiempo que pasas al sol. Los expertos siempre recomiendan evitar las horas más calurosas como el mediodía. Y aquí una información valiosa por si no la sabías: el factor de protección solar marca el tiempo máximo que tu piel puede estar bajo el sol sin quemarse. Este tiempo varía en función de tu fototipo de piel. Por ejemplo; si tu piel soporta 10 minutos y tú utilizas una crema con SPF 30, la multiplicación de estas cifras dará como resultado la cantidad total de minutos que vas a estar protegida frente al sol.

“Fotoprotección, fotoprotección, fotoprotección. No hay bronceado saludable. El bronceado es la respuesta de nuestra piel a la agresión de la radiación solar”.

Cristina Eguren, dermatóloga
Las arrugas por el sol no iban a ser una excepción y la mejor forma de prevenirlas y tratarlas es suscribiendo las declaraciones de la doctora Eguren: con fotoprotección. Cumple con ella y no solo tendrás una piel más bonita sino sobre todo una piel sana.

Dra. Cristina Eguren

Dermatóloga, fundadora y directora médica de la Clínica Eguren Dermatología y Estética en Madrid. En los últimos años su perfil profesional ha adquirido un alcance y una visibilidad importantes gracias a su labor de divulgación dermatológica en redes sociales y a sus múltiples apariciones en prensa digital y escrita, radio y televisión.

¡ENTRA EN SU PERFIL!

DESCUBRE CÓMO CUIDAMOS DE TU PIEL