Renueva tus energías en el día del yoga

Dedícate unos minutos para meditar y seguir una rutina de cuidados faciales que os llene de paz a ti y a tu cutis. ¿Qué tal empezar en el Día Internacional del Yoga?

Estrés, cansancio, nervios a flor de piel… Take it easy! Dedícate unos minutos a solas para meditar y seguir una rutina de cuidados faciales que os llene de paz a ti y a tu cutis. ¿Se te ocurre mejor momento que el Día del Yoga para dar un giro total a tu vida?

Marca en el calendario el 21 de junio y no porque sea el cumpleaños de esa amiga que te pone una cruz si te olvidas de felicitarla —menos mal que están las redes…— sino porque es el Día Internacional del Yoga; una fecha perfecta para poner en práctica eso de mens sana in corpore sano.

Te proponemos una disciplina combinada para ejercitar cuerpo y rostro a la vez. En poco tiempo verás los resultados en forma de unos músculos tonificados y una piel llena de energía. ¿Aceptas?


5 ASANAS PARA EL DÍA INTERNACIONAL DEL YOGA

¿Quieres liberar tensiones y mostrar una cara radiante? Solo tienes que buscar un lugar aislado, respirar hondo y seguir nuestra rutina de facialista para iluminar y rejuvenecer tu piel. Entona el “ommmm” y relájate con estas posturas básicas para el Día del Yoga:

 1. Aprende a respirar 


Comienza con Pranayama (control de la energía respiratoria), una práctica que te dará paz interior. Al inhalar, llena de aire la parte baja del abdomen, luego el medio y, por último, el pecho. Al exhalar, sigue el proceso inverso.

Esto te reseteará; igual que una suave exfoliación en tu rostro al eliminar las células muertas y preparar la piel para los siguientes pasos.

 2. Libera el estrés 


En este Día del Yoga, sigue con la práctica de Marjaryasana (postura del gato), un estiramiento que reduce el estrés y alivia el dolor de espalda. Colócate en posición cuadrúpeda —con las muñecas debajo de los hombros y la cabeza hacia abajo— y, a continuación, arquea y eleva la espalda.

Haciendo un paralelismo, libera tu cutis con una rutina de limpieza a base de mascarillas, indispensable para detoxificar tu piel.

 3. Tonifica cuerpo y mente 


Ahora toca buscar el equilibro con Vrksasana (postura del árbol). Olvídate de todo y conecta con tu yo mientras colocas el pie izquierdo sobre el muslo derecho. Debes aguantar sobre un solo pie y con las manos en alto en posición de oración.

Mantén ese mismo equilibrio en la piel aplicándote un sérum antiarrugas que actúe de forma inmediata y profunda como el de la línea antiedad Revitalift. Su fórmula concentrada en activos antienvejecimiento te aportará hidratación y firmeza nada más aplicarlo.

 4. Gana flexibilidad 


Prueba tu elasticidad con Virabhadrasana I (postura del guerrero), que favorece la autoestima y combate la fatiga. Separa los pies, levanta los brazos, flexiona la rodilla derecha y estira la pierna izquierda. Después, junta las palmas de las manos encima de tu cabeza y siente cómo se estiran tus músculos.

Ahora haz lo propio con tu cutis hidratándolo con la crema con ginseng Revitalift Crema Roja Energizante de Día de L’Oréal Paris. Este cuidado será tu mejor asana para luchar contra las arrugas, la pérdida de luminosidad y los signos de cansancio. Y por si esto fuera poco, también ayuda a reactivar el tono y a aportar firmeza y buena cara al instante gracias a su fórmula con ginseng rojo, un viejo conocido de la medicina tradicional asiática por sus propiedades estimulantes.

 5. Dale al botón de ‘off’ 


Termina con Savasana (postura del cadáver), tumbándote con los ojos cerrados, las piernas abiertas y los brazos extendidos con las palmas hacia arriba para relajar el cuerpo. En lo que se refiere a la piel, haz que tu cutis se evada con unos ligeros masajes ascendentes.

Ahora que ya conoces el ritual de bienestar yogui-beauty, te animamos a sumarte a esta rutina superzen en el Día del Yoga. Namasté!
Saltar the carrusel: Full Range

Productos relacionados

También te podría interesar…