Querías un pelo suave y lo vas a tener (si sigues estos trucos)

¿Solo notas cierta suavidad al plancharlo o al arreglártelo? No te dejes engañar, ¡es un espejismo! Un pelo suave de verdad es aquel que se muestra sano, brillante y sedoso al natural. Eso es lo que quieres, ¿no? Pues busca una camiseta de algodón y una hoja en blanco para ir apuntando todo lo que necesitas. ¡Tu pelo está a punto de despegar!

PELO SUAVE Y SEDOSO: 6 CONSEJOS PARA CONSEGUIRLO

CONSEJO
1

Repara la fibra capilar

La suavidad y el pelo dañado son como el agua y el aceite, por eso reparar la fibra capilar es tu primera gran misión. Te proponemos que la lleves a cabo con la gama renovada Elvive Total Repair 5 de L’Oréal Paris. La distinguirás por su envase blanco con motivos rojos (como las señales luminosas que está emitiendo ahora mismo tu cabello) y tienes que probarla por dos motivos. El primero, su concentrado reparador con Keratina XS presente en todos los productos: champú (2 %), acondicionador (9 %), mascarilla (10 %) y Rapid Reviver (16 %) —te acuerdas de las mascarillas instantáneas, ¿no?—. Lo que hace esta fórmula es penetrar en la fibra fácilmente para repararla desde el interior. Es tan potente que resuelve 5 problemas capilares a la vez: aspecto quemado, pajizo, frágil, rotura y puntas abiertas. ¡Y todavía nos queda el segundo motivo! Las botellas del champú y del acondicionador están hechas con plástico 100 % reciclado (salvo tapón y colorantes) y son reciclables así que, mientras interiorizas y sientas las bases de lo que es un pelo reparado, también cuidas del planeta.
CONSEJO
2

Nutre con aceite de jojoba

Una vez notes que tu melena está más saludable —con la gama anterior esto sucederá muy pronto—, llegará el momento de hidratar tu pelo, darle brillo y suavidad. Uno de los ingredientes más recomendados para esta tarea es el aceite de jojoba. Lo encontrarás en la mascarilla Elvive Aceite Extraordinario que tiene acción nutritiva y combate la sequedad (a la vista y al tacto). Déjatela puesta como tratamiento nocturno para que actúe mientras duermes, aplícatela sobre el cabello mojado durante 3 minutos o úsala sin aclarado para un cabello más suave. ¡Según el tiempo que tengas!
CONSEJO
3

Quita la humedad con una camiseta de algodón

¿Eres capaz de secarte el pelo con la toalla sin frotar? ¿No? Pues te proponemos un truco buenísimo: enrollar tu melena con una camiseta de algodón. Este tipo de tejidos absorben la humedad de maravilla y evitan la fricción. 
CONSEJO
4

Desenreda en seco

El acondicionador te permite salir de la ducha con las cutículas selladas y el cabello sin nudos. Es decir, que no necesitas desenredarlo cuando está húmedo y, por tanto, más frágil.
Además de reparar la fibra capilar con los productos de la gama Elvive Total Repair 5 de L’Oréal Paris, es importante poner en práctica otros trucos como desenredar en seco para tener un pelo suave y evitar la rotura.
CONSEJO
5

Seca por fases

Justo como hacen en la peluquería, dividiendo tu cabello en secciones, aunque alejando un poco más el secador (en torno a 20 centímetros). Esto sirve para que se seque de forma homogénea y no queden zonas húmedas que puedan dar un aspecto final un tanto descontrolado. Además, es una buena manera de alisarlo sobre la marcha. Y un tip que adorarás: finaliza con un chorro de aire frío para mejorar la elasticidad. Igual que el último chorro de la ducha para sellar las cutículas…
Repara tu cabello con Elvive Total Repair 5 de L’Oréal Paris y sécalo por secciones. Estarás un pasito más cerca de un pelo suave y brillante.
CONSEJO
6

Después de la plancha, aceite o sérum

Antes de usar la plancha ya sabes que va el protector de calor pero, ¿y después? Puedes evitar el frizz con un sérum o dejar tu pelo suave y sedoso con el Aceite Extraordinario Universal de Elvive. Unas gotitas de este elixir nutritivo de medios a puntas proporcionan no solo suavidad sino nutrición, control y brillo. Si todavía no lo es, pronto se convertirá en uno de tus productos fav.

Vistos los consejos, lo que nos preocupa ahora es que desarrolles un toc y estés tocándote tu pelo suave a todas horas. ¿Nos prometes que no? Pues entonces nos quedamos tranquilíiiisimas.