Pelo bicolor: repasamos este fenómeno viral

No hay nada como que una o varias “celebs” apadrinen una tendencia para que esta, en cuestión de minutos —literal—, pase del anonimato al estrellato. Y esto es justo lo que le ha ocurrido al pelo bicolor. Una moda capilar que estaba en letargo, hibernando, y que de un día para otro se ha despertado en todo lo alto.

Pero no nos malentiendas. Que haya tenido un golpe de suerte no significa ni mucho menos que no se merezca estar donde está. De hecho, si se ha encumbrado es por algo porque si no, tan pronto como hubiera subido, hubiera bajado. Y no es el caso. Nosotras lo achacamos a ese punto arriesgado pero sin pasarse. A ver qué es lo que te atrapa a ti ya que, advertido quede, es bastante adictiva.

POR QUÉ TRIUNFAN LAS MELENAS BICOLORES

Creemos que han influido varios factores y, como te vemos público potencial de atreverte con ellas, no vamos a escatimar en detalles. Aquí va nuestra confesión: cuanto más las vemos, más entendemos lo muchísimo que se llevan.

Tienen historia

Lo de combinar dos tonos contrastados —esencia misma de este look— no es nada nuevo. Sin tenernos que remontar mucho, en el 2000 las melenas bicolor experimentaron un boom y ese sí que fue sin precedentes. Pero también fue diferente. Mientras que en esos tiempos lo que arrasaron fueron los cabellos con la raya en medio y cada lado de un color, ahora lo que no paramos de ver son melenas divididas en dos capas (una superior y otra inferior) que muestran y esconden dos tonalidades completamente opuestas. Por cierto, nos encanta ese componente sorpresa.
La modelo Soo Joo Park es una gran representante de la moda de pelo bicolor. Pásate a su bando con Blonde Beach Colorista Effects y los tonos fríos de la gama Excellence Cool Creme de L’Oréal Paris si también te quieres teñir.

Tienen ‘rollazo’

Eso es innegable. Pero lo que las vuelve especiales es otra cosa, es su capacidad para mantenerse en el limbo. Es decir, son drásticas pero no excéntricas. Lo mismo pueden funcionar con un outfit superindie que con uno trapero o —he aquí su punto fuerte— con uno más clásico. Y siempre y cuando se lleven arregladas —fundamental— son garantía de un estilo cool, de una actitud trendy. Es algo innato que traen de serie.
Un pelo bicolor bien trabajado es sinónimo de tendencia lo mires por donde lo mires. Háztelo con la ayuda de dos productos: Blonde Beach Colorista Effects y, por si quieres teñirte también, alguno de los tonos fríos de la gama Excellence Cool Creme de L’Oréal Paris.

Tienen posibilidades

Si nos ponemos puristas el cabello bicolor que de verdad ha despuntado entre los colores de pelo de 2021 es el que te contábamos arriba: interior oscuro y exterior más claro. Más concretamente: interior castaño y exterior platino (o viceversa). Pero existen más versiones y queremos que las conozcas:

  • Raíces vistas. Se llevan bastante más oscuras que el resto del pelo y el golpe de efecto reside en ese cambio cromático. Cuanto más progresiva sea la transición, el resultado quedará más natural y menos arriesgado. Nuestro consejo es que apuestes por tu raíz original y así el mantenimiento será prácticamente cero.
  • Foco en el flequillo. Tal y como te lo imaginas. Resto del pelo de un color y flequillo de otro. No subestimes esta opción porque si de por sí los bangs están que se salen, ahora brutal. Ya sabes, siempre contrastes, nada de medias tintas.
  • Mechas chunky. Más noventeras imposible. Se concentran exclusivamente en los dos mechones delanteros que enmarcan nuestro rostro y normalmente se tiñen de rubio o de tonalidades claras en contraposición al resto de la melena. Que conste que puedes replicarlas y repartirlas por todo tu cabello, en vez de dejarlas aisladas.
  • Con colores fantasía. Exactamente igual que la tendencia original, la 100% auténtica de este año, pero solo apta para superosadas.
El pelo bicolor también puede trabajarse con colores fantasía. Ayúdate del tinte decolorante Blonde Beach Colorista Effects como paso previo a aplicar el rosa o el color que prefieras.

Te las puedes hacer en casa

Llevamos todo el rato hablando de contrastes, así que ya te puedes imaginar… Toca decolorar. Dependiendo de lo oscuro que sea tu tono base, necesitarás repetir el proceso una o varias veces. Ten en cuenta que de media un pelo platino requiere dos decoloraciones previas. Con Blonde Beach Colorista Effects de L’Oréal Paris podrás hacértelo tú sola y en tu propia casa. Importantísimo: que sigas las indicaciones al pie de la letra, este vídeo DIY y que dejes unos días de diferencia entre decoloraciones.

Dispones de varias opciones: dejarte las raíces intactas, solo transformar la parte interior de tu melena, trabajarlo a mechas, únicamente aclarar los mechones frontales… Bueno, las posibilidades que te habíamos presentado antes. Tú eliges.
Ok, ya con el pelo decolorado puedes volvértelo a teñir si tienes alguna idea de color muy definida en la cabeza. Te recomendamos que eches mano de los tintes de la gama Excellence Cool Creme de L’Oréal Paris —compuesta por 4 tonalidades frías que van del castaño ceniza intenso al rubio claro— que son una de las tendencias del momento. No olvides que la clave de esta tendencia está en crear dos polos opuestos de color.  

Son versátiles

Ya has visto que existen distintas versiones, pero también pueden presentarse en distintos formatos de peinados. Nosotras si tuviéramos que mojarnos con un top 3 sería el siguiente: dos moñitos, semirrecogido o pelo suelto. 
El pelo bicolor funciona genial con el peinado de Soo Joo Park: dos moñitos que dejan en evidencia el contraste cromático.
Vale, lo reconocemos, en este preciso instante el pelo bicolor nos tiene locas perdidas nivel: “me lo hago ahora mismo”. Y es que estas tendencias disruptivas es lo que tienen, que nunca te van a dejar indiferente.