Piel apagada: el manual para prevenirla e iluminarla

Si conoces las causas y sigues unos hábitos adecuados, estarás más preparada para hacer frente a la piel apagada.

Una cosa es que la factura de la luz esté por las nubes y que estés a punto de abonarte a las velas, y otra muy diferente que lleves meses con la piel apagada y sin la más remota idea de lo que hacer. Te hablamos de posibles motivos, consejos y hasta de trucos “makeup”. ¡Que se haga la luz!