Arrugas en la frente: ¿sabes cómo minimizarlas?

Hay ciertas zonas del rostro donde los signos de la edad parece que se recrean. Comisuras de los labios, ojos y alrededores, entrecejo y las que ocupan este titular son algunos ejemplos. Dan rabia, sí, pero se pueden disminuir para convivir con ellas armoniosamente. ¿Cómo? Te explicamos las causas y te dejamos una rutina para prevenirlas, tratarlas y disimularlas.

¿POR QUÉ SURGEN LAS ARRUGAS EN LA FRENTE?

Lo primero que debes saber es que son arrugas de expresión o dinámicas derivadas de la contracción de los músculos. Es decir, tal y como sospechabas, están muy relacionadas con nuestra forma de gesticular pero —siempre hay un pero— también influyen los siguientes condicionantes:

Factores internos:

  • La edad y la genética; ambos fuera de nuestro control. ¿Conclusión? Fluye y concéntrate en lo que sí que está en tu mano.

Factores externos:

  • Hábitos poco saludables, tales como: tabaquismo, alcohol o una dieta poco equilibrada.
  • Falta de hidratación. La sequedad también favorece la aparición de líneas de expresión en la frente. Al mover los músculos el cutis responde mejor si está hidratado mientras que, si la piel está seca, tiende a acartonarse consecuencia de la tirantez.
  • Exposición solar. Sí, tomar el sol nos broncea y hace que nos veamos más favorecidas. Sin embargo, tiene una cara B que no se puede obviar: los rayos solares reducen los niveles de colágeno y, mala suerte, este es el gran responsable de la elasticidad de la piel. Interioriza este dato: los expertos aseguran que el 80% del envejecimiento facial es causa-efecto de la exposición solar por lo que, la protección no es ni mucho menos un tema baladí. De hecho, disminuye la formación de radicales libres y frena el fotoenvejecimiento.
Uno de los factores que más influye en la aparición de arrugas en la frente es la falta de protección solar. Combátela como Eva Longoria, utilizando siempre cremas hidratantes con SPF (mínimo 20).

CÓMO PUEDES PREVENIRLAS Y TRATARLAS

Los 30 años son el pistoletazo de salida para este tipo de arrugas, así que prepárate y al menor signo actúa. De eso se trata la prevención: de ponerte manos a la obra antes de que estés frente a un surco profundo. Aquí te dejamos una rutina completa para atenuarlas y corregirlas, pero antes quédate con los dos pilares que van a sostener todo tu tratamiento: hidratación y protección solar.

Por la mañana:

Una piel hidratada y jugosa es un seguro de vida frente al envejecimiento prematuro y las líneas de expresión. Consíguela usando productos que incorporen ácido hialurónico en su fórmula.

  1. Lo primero es que limpies correctamente tu piel. Con el Agua Micelar y el Tónico de la gama antiedad Revitalift Filler [+ Ácido Hialurónico] de L’Oréal Paris estarás no solo cumpliendo con los primeros requisitos de cualquier rutina facial, sino también aportando ácido hialurónico puro macro a tu piel para rellenarla al instante con hidratación y desde el principio.
  2. A continuación, el sérum de la misma línea. En este caso contiene un 0,5% de ácido hialurónico macro capaz de retener 1000 veces su peso en agua y un 1% en versión micro, perfecto para penetrar en las capas más superficiales de la epidermis, ayudando a rellenar las arrugas. Échate unas gotas en las yemas de tus dedos y aplícatelo por todo el rostro del centro hacia fuera. En esta zona en concreto, siempre en sentido vertical y ascendente: de la ceja hasta el comienzo del pelo.
  3. ¡Seguimos con la hidratación! Pero ahora también necesitas protección. La nueva crema de día, enfocada a rellenar y devolverle volumen y firmeza a tu rostro, ha sido reformulada e incorpora factor de protección solar 50. Justo lo que necesitabas.
  4. ¿Tu piel te pide un plus adicional de hidratación? Pues preséntale a las Ampollas Revitalift Filler —tendrás que utilizarlas antes del sérum— y transforma tu rostro una vez al mes con este tratamiento intensivo de 7 días.
El Sérum Revitalift Filler [+ Ácido Hialurónico] de L’Oréal Paris te ayudará a rellenar y aportar volumen y tersura a las arrugas de tu frente.

Por la noche: 

  1. Volvemos a repetir la limpieza sin saltarnos ningún paso. Por cierto, 2 veces a la semana no olvides hacerte una exfoliación entre la limpieza y el tónico.
  2. Y otra vez estamos frente al sérum… En este momento del día te recomendamos que te pases a la gama Revitalift Laser de L’Oréal Paris y pruebes el Sérum Noche Retinol Puro. Te ayudará a corregir las arrugas —incluso las más profundas— gracias a que su fórmula presenta el equilibrio perfecto entre retinol puro concentrado en un 0,2% y un trío de ingredientes de origen natural: ácido hialurónico, glicerina y aceites. Ten en cuenta que es de uso nocturno y que con solo 3 o 4 gotas tendrás suficiente. 
  3. Después, acude a la crema de noche de la misma gama. Te ayudará a reparar las agresiones del día y, además, contiene Pro-Xylane, un activo que trabaja muy bien en compañía del retinol. 
  4. A la mañana siguiente es un must que antes de salir a la calle protejas tu rostro con protección solar (ya sea con tu crema hidratante o con tu crema protectora). El SPF es muy importante y más después de haberte aplicado un producto con retinol, que es una molécula muy inestable que necesita protección frente a los rayos UV sí o sí para no irritar tu piel.
Con El Sérum Noche Retinol Puro de la gama Revitalift Laser de L’Oréal Paris podrás combatir de forma eficaz las arrugas de tu frente. ¡Incluso las más profundas!

“Gracias a su alta capacidad para renovar la piel, el retinol tiene unas impresionantes propiedades antiarrugas y también antimanchas”.

Irene Rosado, experta en educación y formación de L’Oréal Paris

¿Más opciones? Pues una complementaria y superválida es la gimnasia facial. Realízala a diario mientras te aplicas los productos y estarás favoreciendo la circulación y la penetración de los activos de tus cremas. Hazlo así: sitúa tus dedos sobre las cejas y presiona hacia dentro y hacia abajo sin llegar a estirar la piel. Sube y relaja 10 veces. 

Estés siendo testigo de tus primeras líneas de expresión o, por el contrario, ya estemos hablando de auténticas arrugas en la frente, el tratamiento que te hemos propuesto te las va a quitar de la cabeza considerablemente.

Irene Rosado, experta en educación y formación de L’Oréal Paris

Especializada en cosmética y cuidado de la piel, actualmente es formadora técnica y responsable de educación en L’Oréal Paris.

DESCUBRE CÓMO CUIDAMOS DE TU PIEL